Descartan el traslado del Observatorio a la zona alta

Las gestiones brindaron la posibilidad de contar con un telescopio de nueva generación totalmente automatizado, pero el requerimiento es instalarlo en un lugar que tenga mayor cantidad de noches despejadas

El Observatorio Astronómico en Santa Ana

Con el advenimiento del progreso, el Observatorio Astronómico en Santa Ana quedó peligrosamente cerca a los centros urbanos por lo que la contaminación lumínica afecta la observación del espacio sideral, sin embargo es imposible pensar en un traslado a causa del costo económico que supone, pero se puede instalar en la zona alta del departamento un telescopio automatizado.

El director de la entidad, Rodolfo Zalles Barrera, contó que las gestiones iniciadas por parte del Observatorio y la UAJMS ante Roscosmos de Rusia, brindó la posibilidad de contar con un telescopio de nueva generación totalmente automatizado, pero el requerimiento es instalarlo en un lugar que tenga mayor cantidad de noches despejadas, requisito que no cumple el Observatorio.

Con esta finalidad y tomando en cuenta que el altiplano tarijeño está situado a 3.600 metros sobre el nivel y teóricamente se tiene un mejor cielo, se optó por situarlo en el altiplano chapaco, pero que es necesario realizar estudios e investigación del astroclima por lo que aún no se tiene un lugar definido y este será determinado después de valorar la calidad del cielo en sus diferente parámetros del lugar.

Instalación

Zalles sostuvo que en principio se podría pensar que la instalación de un telescopio en la parte alta se podría pensar en considerarlo como una filial del Observatorio y, por supuesto, dependiendo de los resultados que se obtengan se podría pensar en trasladar algún otro telescopio o conseguir otros nuevos.

El Observatorio ubicado en la localidad de Santa Ana tiene y tendrá programas de observación de acuerdo a su cielo, pero pensar en trasladarlo en su totalidad no es real, ya que esto requiere de muchos recursos económicos y esto es imposible de conseguirlos.

Recordó que cuando se instaló el Observatorio en el año 1982 no se veía la iluminación de la ciudad de Tarija, al paso de los años la luminiscencia fue creciendo, lo que es común en una ciudad en desarrollo pero que un supo distribuirla y orientarla.

“No es intención oponernos a las iluminaciones de zonas rurales y nuevos barrios, más bien se debe contribuir a que la orientación y el tipo de luz que se utiliza sea el apropiado para así evitar que el cielo sea iluminado con lo que se considera contaminación lumínica”, indicó.

Aseguró que combatir la contaminación lumínica es perseguir un bien social común y preservar el derecho de la futura generación a tener un medio ambiente mejor y un cielo más puro. Aclaró que en este último tiempo no solo la iluminación de la ciudad afecta al Observatorio, sino también la rural que va creciendo.

Agregó que el Observatorio Astronómico actualmente cumple con las funciones para la que ha sido creado, realizar investigación y observaciones astronómicas con fines científicos, los diversos trabajos son expuestos en congresos internacionales y en publicaciones especializadas, también incentiva el desarrollo del conocimiento astronómico a todo nivel con la difusión de esta ciencia mediante observaciones con telescopios y participación en las funciones del Planetario.

Situación del Observatorio Astronómico de Santa Ana

Rodolfo Zalles contó que el Convenio con Rusia se remonta al establecido con la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en el campo de la astronomía, como resultado del cual Tarija fue el más beneficiado.

Después de la desaparición de la URSS, Rusia se hizo cargo de todo lo relacionado a convenios y acuerdos con el país. En este caso se mantuvo las buenas relaciones con observatorios de Rusia, en los últimos años se progresó sobre todo con los programas de investigación y observación de interés mutuo. Gracias a esto se logró mejorar en lo que respecta a equipos, también conseguir otros nuevos, todo esto con la finalidad de ampliar y mejorar el campo de investigación.

Agregó que en las últimas gestiones realizadas en Moscú se logró comprometer la llegada de técnicos al Observatorio en los próximos meses con la finalidad de subsanar algunos problemas técnicos que se tienen con uno de los telescopios, exactamente con la automatización de la cúpula giratoria. También está planificado poner en funcionamiento un nuevo pequeño telescopio para integrarlo en el conjunto de equipos para las observaciones.

Por otra parte, señaló que hasta la década de 1980 el método más utilizado en los observatorios para contar con imágenes de los cuerpos celestes era la fotografía en base a emulsiones, pero con la revolución digital aparecieron los chips CCD (siglas en inglés de Dispositivo de Carga Acoplada) que probaron tener una altísima eficiencia para el retrato astronómico.

Con la cooperación de Rusia se ingresó a esta tecnología hace ya unos 10 años, pero que es necesario actualizar por lo que se consiguió en calidad de préstamo otro CCD para realizar pruebas y comprobar su calidad y eficiencia para posteriormente gestionar alguno en calidad de donación.