Samuel visita a albañil que gritó Bolivia dijo No y le ofrece trabajo para que salga en libertad

“Yo le he facilitado un trabajo para que cumpla con el certificado; le he dado un trabajo para que haga tareas de mantenimiento en la ciudad de Potosí, había que cumplir ese aspecto legal, el laboral", dijo a ANF.

Samuel Doria Medina junto a Rafael Chambi y su madre en una celda policial de Potosí. Foto: UN
El empresario y jefe de la opositora Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina visitó el sábado por la mañana al joven albañil aprehendido por gritar Bolivia dijo No. Tras enterarse que entre los requisitos exigidos para que el imputado pueda defenderse en libertad, le ofreció trabajo. Sin embargo aclaró que no se trata de Moisés, sino de Rafael Chambi.
“Se había llamado Rafael Chambi y tiene 26 años; lo he visitado en el Comando de la Policía que está en la plaza principal de Potosí; he podido hablar con él y con su mamá porque había sido hijo único y él es quien sustenta el hogar (…). Me mostró su carnet y no había sido Moisés sino Rafael Chambi”, dijo en contacto telefónico con ANF.
Doria Medina señaló que durante la visita a Chambi, una señora cercana a la familia del albañil le dijo que varios abogados se acercaron para ofrecer sus servicios profesionales y asesorarles sobre los requisitos que había que cumplir para que se determine su libertad en la audiencia de medidas cautelares.
“Yo le he facilitado un trabajo para que cumpla con el certificado; le he dado un trabajo para que haga tareas de mantenimiento en la ciudad de Potosí, había que cumplir ese aspecto legal, el laboral. Pero en la parte humanitaria es importante que el juez que evalúe en su momento que no es justo sacrificar a un joven obrero y a una persona mayor como es su mamá”, afirmó.
Dijo que durante la visita, la mamá del joven decía insistentemente: “¿para qué ha gritado este chico?”,  “Yo le dije que no es nada malo, todo el país lo dice, pero quieren que este muchacho joven se convierte en cabeza de turco para hacer escarmentar a todos los demás que dicen Bolivia dijo No (…). Hay mucho nerviosismo en el Gobierno por el gran rechazo que crece a la respostulación de Evo Morales”, manifestó.
La Policía aprehendió la mañana del viernes en Potosí a Moisés Motero Choque, joven albañil que le gritó al presidente Evo Morales, cuando salía de un acto de entrega de proyectos, que respete los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016 (21F), que le niega la posibilidad de ser candidato en los comicios generales de 2019.
La citación emitida por el Ministerio Público es contra Moisés Montero Chambi por el presunto delito de “atentados contra el Presidente y otros dignatarios del Estado”.
Aunque las primeras versiones que surgieron daban cuenta de que el joven le echó con agua al primer mandatario, no se pudo demostrar este extremo.
 
Motero no entiende por qué fue llevado a celdas policiales solo por expresarse. En medio del hecho, surgió la versión de que alguien arrojó agua al mandatario, pero no fue confirmada.
“Yo no he hecho nada, solamente (le dije) que respete el referendo, nada más, por eso me están trayendo acá (a celdas policiales), Bolivia dijo No, respete el referendo del 21 de febrero”, eso le dije, declaró el joven albañil a Fides.
El Jefe de Estado se encuentra en Potosí participando de los diversos actos en homenaje a la gesta libertaria del 10 de noviembre de 1810. Esta mañana, Morales dijo que quienes defienden el 21F, “defienden la falsedad y no el sentimiento del pueblo boliviano”.
Tomado de ANF