Deja que fluya

Aquello que te vibra,

te mueve, te eleva...

 

Cual efervescencia

intangible y ligera

desbordando tus sentidos,

tus emociones

y tus pensamientos.

 

Te subleva...

para dejarte caer despacio,

apacible sobre tu propia

conciencia.

 

Te conecta con tu ser,

con lo uno y lo otro.

 

Te vuelves aire.

Fluyes...

Como manantial ligero.

 

Germinas,

como tierra fértil.

 

Como un abrazo eterno

que siempre estuviste

esperando.

 

Donde tu alma por fin

retorna a casa.

 

Como fuego subterráneo

abriéndose  paso

desde tus entrañas.

 

Como si de pronto

el silencio entonase

una melodía

que solo tú percibes.

 

Deja que todo...

cuanto hace vibrar

tu alma...

sea...

 

Cualquier cosa

que te acerque a ti,

a tu ser...

merece ser vívido.

 

Eres uno y eres todo.

Déjalo ser...


Más del autor
Bolivia más allá del eje
Bolivia más allá del eje
Tema del día
Tema del día
Nos dijeron...
Nos dijeron...