El voto estamentario versus grupos tribales (roscas) universitarias

El 28 de septiembre del 2021 fue la elección de autoridades en U.J.M.S., las postulaciones para el Rectorado y Decanaturas en las facultades de Ciencias y Tecnología con la Facultad de Ciencias Económicas y Financieras no tuvieron ganador, por el contrario las facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas junto a Ciencias químico farmacéuticas y Bioquímica si tuvieron Decanos ganadores, en todos los casos se aplicó la misma convocatoria… las mismas reglas.

Luego algunos candidatos salieron a la prensa a tratar justificar porqué no habían ganado la elección, se le echó la culpa al reglamento de elecciones y a la convocatoria.

¿Qué pasó?, en algunos caso si hubo ganador y en otros no, ¿qué está mal?, revisando el artículo 11 de la convocatoria para la segunda vuelta establece claramente.

 

Art. 11

Se proclamará ganadora en segunda vuelta la fórmula que gane en cada uno de los estamentos y obtenga más del 40% de votos en cada uno de los estamentos. Caso contrario, el Honorable Consejo Universitario deberá convocar a una nueva elección en un plazo máximo de 90 (noventa) días calendario a partir de la resolución emitida por el Comité Electoral.

Este párrafo fue objeto de varias interpretaciones mereciendo algunas aclaraciones conceptuales como sigue.

En la universidad hay el estamento docente y estudiantil, con sus propias reglas y son parte de las decisiones ejerciendo el llamado “co-gobierno”.

En momentos electorales universitarios siempre surgía el dilema del “desequilibrio electoral”, ya que al combinar un porcentaje de votos entre docentes estudiantes, se llegaba a la conclusión de que “un voto docente valía a más de 50 votos de estudiantes”.

También se escucha sobre “las roscas universitarias”… pero, ¿qué son las roscas?, son un comportamiento natural de las personas dentro de la sociedad, la persona busca asociarse a un grupo, se sentirá aceptado y al mismo tiempo protegido. Ese comportamiento se denomina el “tribalismo social”.

El Tribalismo Social Universitario trae consecuencias negativas en sus integrantes, la voz de mando de un jefe o un grupo más pequeño impone opiniones, surge el fenómeno de aceptación sin discusión, los integrantes suelen manifestar “si lo dicen ellos (la voz de mando) es porque está bien”… aquellas personas que piensan y hablan distinto serían alejados del grupo.

El temor al rechazo hace que acepten decisiones de unos cuantos, es ahí donde surgen candidatos que por tener más recursos o apoyo de algún partido político, quieren ganar los momentos electorales como fuera necesario.

Entonces desequilibrio electoral es una ventaja docente “es más fácil convencer a 450 docentes que convencer a 11.000 estudiantes”, el porcentaje reduce la distancia de las cantidades y casi siempre ganará el docente.

El estamento estudiantil “neutralizó el desequilibrio electoral “y propuso la modalidad del “Voto Estamentario”, que dejaba a un lado el cálculo porcentual reemplazándolo por la condición de “ganar en cada uno de los estamentos”, nacía el principio de la equidad del consenso entre docentes y estudiantes.

La elección con el “Voto Estamentario” siempre ha tenido ganadores en cualquier instancia; sin embargo, hay que reconocer que algunos procesos se han prolongado en más tiempo, algunos resultados no definían ganadores generándose el “empantanamiento electoral”.

Un “empantanamiento electoral” es perjudicial para nuestra universidad, surgen largos periodos de interinatos, temáticas en las que se aferran aquellos candidatos que no pudieron ganar y piden se modifiquen los reglamentos… piden cambiar las reglas del juego.

¿Qué pasó?, ¿Qué salió mal?, preguntas que seguramente se hacen al interior de cada uno de los grupos tribales, se sienten engañados y quieren modificar el reglamento… ¿acaso no leyeron la convocatoria antes de presentarse?

Deberíamos preguntar; ¿por qué no eligen mejor sus representantes?, ¿por qué modificar las reglas?, o ¿por qué no mirar afuera de su grupo?... comenzar respetando al que piensa diferente, reconocer que primero está la institución, dejar la práctica del grupo tribal.

Éste es el contexto de cada momento eleccionario en nuestra universidad, la modalidad del Voto Estamentario contra el Tribalismo Universitario que trae mucho dilema en el proceso, las reglas son claras, el principio de la equidad de consenso en cada uno de los estamentos debe avanzar y no retroceder.

 


Artículos Recientes
Tema del día
Tema del día
Los retos digitales
Los retos digitales