Los motivos del apagón generalizado en Argentina y Uruguay: ¿qué se sabe hasta ahora?

El secretario de Energía argentino afirmó que en 15 días se conocerán las razones de la falla que dejó a unas 50 millones de personas sin energía eléctrica por horas, en un corte histórico.

Fotografía: La Sexta

La falla de este domingo que dejó sin suministro eléctrico a casi toda Argentina, también generó apagones generalizados en Uruguay y algunas regiones de Chile, Paraguay y Brasil, afectando a un total de 50 millones de personas durante varias horas. Se trató de un corte histórico, sin precedentes por su magnitud, que todavía no tiene una explicación certera por parte de las autoridades.

En efecto, el secretario de Energía argentino, Gustavo Lopetegui, expresó este lunes que en 15 días se sabrá “cuál fue la sucesión de acontecimientos que provocó el apagón”, que por ahora se desconoce. No obstante, trascendieron algunos indicios y versiones oficiales acerca de los posibles motivos.

Al comienzo, el mismo día del apagón, desde aquella cartera aseguraron que el conflicto se originó en el Complejo Hidroeléctrico Yacyretá, una inmensa represa binacional localizada entre Argentina y Paraguay. Sin embargo, desde Yacyretá desmintieron esta versión y afirmaron que sus instalaciones no originaron el conflicto. Luego, comenzó a trascender la información de que el sistema que transporta energía desde allí hasta la Represa Hidroeléctrica de Salto Grande, entre Argentina y Uruguay, había presentado la falla. Se trata de las dos generadoras de energía más importantes de aquella nación del Cono Sur.

En el país presidido por Mauricio Macri, todas las regiones están vinculadas a través de un sistema de transporte de alta tensión, que también involucra a otras naciones vecinas. La única excepción de esta red es la provincia argentina de Tierra del Fuego, al extremo sur, que tiene un sistema independiente y no sufrió las consecuencias del apagón histórico. Así, las transportistas llevan la energía desde las generadoras hasta las empresas distribuidoras regionales, como Edesur y Edenor, encargadas de trasladar la electricidad directamente a los ciudadanos.

Tres días para que las empresas informen qué pasó
Todas las miradas apuntan hacia Cammesa y Transener, compañías a cargo del transporte energético, es decir, el punto medio entre la generación eléctrica y la distribución final hacia los hogares u otros destinos. Al respecto, Lopetegui comentó que “en las próximas 72 horas las empresas tienen que suministrar el informe de todos los eventos”. En base a estos reportes, el Gobierno deberá brindar su versión final de los hechos en las próximas semanas.

Según los registros de Cammesa, a las 7:05 (hora local) del domingo había una demanda nacional baja en el Sistema Argentino de Interconexión (SADI): 13.152 megavatios (MW), cuando en los días de verano suele ser el doble. Cinco minutos más tarde, la cifra se derrumbó hasta los 1.200 MW, y a las 8:40 la demanda rondaba los 400 MW. El país se quedaba sin corriente mientras se festejaba el Día del Padre y cuatro provincias disputaban elecciones locales, a oscuras.

La gran pregunta que se hacen la mayoría de los expertos es la siguiente: una vez producido el conflicto, ¿por qué no se aisló el problema en la región del Litoral —donde se ubican las hidroeléctricas— para evitar el efecto dominóen el resto del país? De hecho, se cree que hubo una falla en los protectores de la red, que deberían haber encapsulado el apagón, aunque todavía es prematuro hacer conclusiones precisas.

“Hay cero posibilidad de que se repita”
Asimismo, otra de las versiones fuertes que circularon el domingo es que se alertó al Gobierno sobre la magnitud de la falla, pero que no se habría reaccionado a tiempo para evitar la generalización del apagón. No obstante, desde la Secretaría de Energía afirman que esta clase de cortes se producen de manera automática, sin intervención humana.

“Es algo grave que no debería haber pasado. El sistema tiene exceso de generación y redundancia para enfrentar estos eventos, porque fallas ocurren todo el tiempo. Tenemos que saber por qué el sistema no aisló esa falla en ese tramo”, reconoció Lopetegui. En otras líneas, sumó: “Tenemos que entender lo que ocurrió para ver si tenemos que cambiar el sistema de protección”. Al mismo tiempo, aseguró que “hay cero posibilidad de que se repita un evento como este”.

Por otro lado, y aunque no se descarta ninguna posibilidad hasta que se conozca el informe final, desde el Ejecutivo descreen acerca de un posible ataque cibernético. Bajo este panorama, y con el servicio ya restablecido, resta por saber qué pasó con el sistema de transporte energético y si caben sanciones para las empresas involucradas.

Tomado de RT