La medicina naturista a la carga contra el coronavirus

Se recomienda fortalecer el sistema inmunológico con el consumo de naranjas, papaya, zanahorias, cebolla, limón kiwi y pomelo, que comportan las vitaminas A y C

Puesto de venta de plantas medicinales en una feria tarijeña

Si bien la ciencia médica en los últimos años asombró al mundo con sus descubrimientos, sin embargo quedó chica ante la aparición de una nueva pandemia, el Covid – 19, que pone en jaque al mundo; sin embargo, los antiguos saberes de la medicina naturista pueden servir para prevenir y paliar sus efectos.

Según la médico naturista Raquel Ramos Guzmán, la humanidad amenazada por el desequilibrio ecológico, el abuso de la tecnología, el lucro económico, debe reflexionar para descubrir una relación fructífera entre el hombre y la naturaleza que durante milenios le permitieron sanar sus endemias, resolver sus crisis de salud y prolongar su vida.

Por esta razón, apuntó que se debe volver a las viejas fórmulas de la farmacopea que desarrollaron los padres de la medicina ancestral. En los alimentos y en las especies vegetales se encuentran grandes cantidades de principios activos que tienen acción farmacológica y actividad biológica en el organismo.

Acciones

En principio, Ramos recordó los principales síntomas que presenta la persona aquejada por el coronavirus y que probablemente sean confundidos con los de un resfrío común, dolor de cabeza, catarro y sobre todo el dolor en la garganta, que es el primer indicador para sospechar de su presencia, además de algo parecido a la sinusitis y las dificultades en la respiración.

Para esto recomendó aspirar los vapores de plantas medicinales como el eucalipto, molle o romero, especialmente cuando se sienten los dolores en la cabeza y la garganta, también realizar gárgaras con un preparado en base a vinagre de manzana con una gotitas de limón, también con agua de manzanilla y un poco de sal.

Para prevenir la emergencia de esta enfermedad, además de los resfríos y la gripe, recomendó fortalecer el sistema inmunológico con el consumo de naranjas, papaya, zanahorias, cebolla, limón kiwi y pomelo que comportan las vitaminas A y C, además del propóleo por su acción antibacteriana, antiviral, antiinflamatoria, antiparasitaria y fungicida.

Las vitaminas y minerales que contiene el propóleo ayudan a fortalecer nuestras defensas para que sean más resistentes a los virus como la gripe u otro tipo de infecciones, tanto en adultos y niños. La dosis para adultos debe ser 30 gotas dos a tres veces al día con miel de abeja, mientras que para los niños solo 10 gotas de la misma composición y frecuencia diaria.

Otro producto que puede utilizarse es el ajo por su acción antiinflamatoria, antiviral, antibacteriana y fungicida, estas propiedades fortalecen el sistema inmunológico y permite evitar el resfrío, ayuda en el asma, además de reducir la presión sanguínea.

Para activar el principio activo del ajo, que es la alicina, se debe cortarlo en pedacitos, machacarlos y consumirlo con un poco de agua o en un emparedado de pan integral con cebolla y tomate crudo. En cápsulas, tomar tres a cuatro unidades a día. No está recomendado para quienes sufren de presión baja y tengan hemorragia.

Si se sospecha sobre la presencia del coronavirus, se debe hervir en una olla hojas de eucalipto, romero, orégano, tomillo, albahaca, laurel o salvia y hacer que el vapor inunde todo el ambiente de la casa. Si se presume que ya se lo porta tomar el vaho directamente durante 10 a 15 minutos de manera pausada, inhalando y exhalando.

En el caso del dolor de garganta, hacer gárgaras de agua tibia con sal y gotas de limón, de vinagre con limón o de manzanilla con vinagre. También tomar mate caliente para bajar el virus al sistema digestivo y expulsarlo.

Una buena opción es el mate de jengibre, tomarlo tibio con jugo de limón y miel de abeja; una infusión de cogollo de molle y eucalipto con mentisán, de manzanilla o también una mezcla de eucalipto, llantén, gordolobo, orégano, con gotas de propóleo y que se debe tomarlo caliente. Cualquiera de estos preparados se debe hacerlo tres veces al día.

Otro protector es la limpieza, alejarse de las multitudes, evitar alimentos crudos y de dudosa calidad, utilizar el protector de boca y fosas nasales y dar parte a las autoridades sanitarias cualquier síntoma sospechoso de dolor de garganta, cabeza y fiebre alta.