Jair Bolsonaro militariza su círculo de asesores

El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, anunció que eligió al general del Ejército Walter Braga como su nuevo jefe de gabinete, cortando los vínculos con los partidos políticos en su círculo más cercano, que ahora es integrado exclusivamente por militares.

Braga, actualmente el segundo militar de mayor rango dentro del Ejército, asumirá el cargo el martes, reemplazando a Onyx Lorenzoni, quien encabezará el Ministerio de Ciudadanía.

El nombramiento de Braga eleva a siete el número de militares en el gabinete de 20 miembros, sin contar al vicepresidente Hamilton Mourao, un general retirado.

“Esta militarización, especialmente del círculo íntimo de ministros en el Palacio de Planalto, refuerza la imagen que Bolsonaro quiere tener: que no está aliado a ningún grupo político”, dijo Leonardo Barreto, de la consultora política Vector Analysis.

La desconfianza a los políticos probablemente fue otra razón por la que Bolsonaro prefirió confiar en asesores militares para que le ayuden a liderar el gobierno, según Barreto.

Bolsonaro asumió el cargo el año pasado en medio del hartazgo de los brasileños con los políticos tradicionales. Desde entonces, rompió con el pequeño partido que lo apoyó para ser elegido y lanzó su propio movimiento, llamado Alianza para Brasil.

Desde el inicio de su mandato Bolsonaro ha tenido que armonizar dos universos que conviven en un clima de tensión dentro de su gobierno: el ala «ideológica», inflamada por los hijos del presidente y que pretende dar mayor visibilidad a la agenda de valores conservadores, y la de los militares que ocupan posiciones de poder -incluido el vicepresidente- y afirman tener una visión más «pragmática» de la gestión.