Fexpocruz suspende actos de inauguración y festivos

El presidente de Fexpocruz, Fernando Hurtado, confirmó que esa institución decidió suspender los actos de inauguración de la Feria Exposición de Santa Cruz 2019 (Expocruz) y los festejos previstos durante 10 días de esa exhibición, en solidaridad por los incendios que se registran en la Chiquitanía.

«En estos tiempos de luto y duelo hemos decidido suspender el acto de inauguración oficial del 20 de septiembre, hemos decidido suspender el acto de festejo de la efeméride del 24 de septiembre departamentales y hemos decidido suspender la serenata a Santa Cruz este año mostraremos una Expocruz solidaria y mostraremos el espíritu del cruceño hospitalario y solidario», informó en una conferencia de prensa.

Anunció, también, la realización de una campaña solidaria denominada ‘Tu aporte suma’ que contará con 50 voluntarios que estarán distribuidos en los cuatro puntos de acceso al campo ferial para que los visitantes que desean, puedan hacer sus aportes para los bomberos, voluntarios, afectados y damnificados por los incendios.

Agregó que se dispuso un espacio de 50 metros cuadrados para los municipios de la Mancomunidad Chiquitana en el Pabellón Internacional de la Feria y otro espacio donde los bomberos y técnicos expondrán acciones de prevención de incendios.

A cuatro días de su apertura de la Expocruz 2019, la instalación de stands está culminados en 95%.

Recordó que en esa feria participarán delegaciones de 24 países, expondrán productos de 60 países y 12 rubros económicos.

La Feria consta de 20.000 metros cuadrados de espacio interior de exhibición, distribuidos en 22 pabellones y más de 25.000 metros cuadrados en áreas descubiertas.

Marcha

Mientras tanto, con el repique de las campanas de la majestuosa iglesia de San Ignacio de Velasco, ayer inició la X marcha en defensa de la Chiquitanía devastada por la voracidad de los incendios. Más de 150 indígenas empezaron la movilización, exigen al Gobierno la declaratoria de desastre nacional y la abrogación de la ley 741 y del decreto supremo 3973 que autorizan los desmontes y quemas.

Los indígenas volvieron a levantar las banderas por la reivindicación de sus derechos, en defensa de “su casa común”, que hace más de 40 días los incendios han quemado más de 2 millones de hectáreas de superficie boscosa y no boscosa, que ha afectado a la fauna y flora, al ecosistema del bosque chiquitano.

Los marchistas partieron portando la bandera nacional y la bandera con el símbolo del Patujú, luego de recibir la bendición del párroco de la iglesia. Su objetivo es llegar a la ciudad de Santa Cruz.

Tres son sus principales demandas, exigen que se declare desastre nacional, además, el cumplimiento del artículo 43 del Servicio Nacional de Reforma Agraria que establece que las tierras sean dotadas y adjudicadas de acuerdo a su vocación de uso, dotación que debe ser preferente a favor de quienes residen en el lugar.

Asimismo, piden al Gobierno nacional la abrogación de la ley 741 que incrementa de 5 a 20 hectáreas los desmontes y el decreto supremo 3973 que autoriza las quemas “controladas” en los departamentos de Santa Cruz y Beni.