Europa trata de salvar el acuerdo nuclear con Irán

Las potencias europeas trataban el miércoles de salvar el acuerdo nuclear con Irán y conservar sus negocios en el país, luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, retiró a su país del pacto de no proliferación.

- Espacio Solicitado -

“El acuerdo no está muerto. Hay un retiro estadounidense del acuerdo, pero el pacto aún está ahí”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian.
El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Khamenei, que había respaldado el acuerdo a regañadientes y sospechaba de Washington, acusó a Trump de mentir y agregó: “Señor Trump, le digo en nombre del pueblo iraní: ha cometido un error”.

Un portavoz del gobierno dijo que Irán había preparado una respuesta proporcional a la retirada de Washington.

El presidente francés, Emmanuel Macron, quien, al igual que otros líderes europeos, presionó a Trump para mantener el acuerdo, instó por teléfono a su colega iraní, Hassan Rouhani, a seguir respetando el acuerdo, y consideró negociaciones más amplias.

Trump anunció el martes que reimpondría sanciones económicas a Irán para socavar lo que denominó “un pacto unilateral horrible que nunca debió haberse hecho”.
El acuerdo de 2015, elaborado por Estados Unidos, otras cinco potencias mundiales e Irán, levantó las sanciones contra Teherán a cambio de que la república islámica limitara su programa nuclear. Fruto de más de una década de diplomacia, el pacto fue diseñado para evitar que Irán obtenga una bomba nuclear.

Trump se quejó de que el acuerdo, un logro en política exterior de su predecesor Barack Obama, no abordaba el programa de misiles balísticos de Irán, sus actividades nucleares más allá de 2025 o su papel en los conflictos en Yemen y Siria.

Su decisión aumenta el riesgo de profundizar los conflictos en Oriente Medio, enfrenta a Estados Unidos con los intereses diplomáticos y comerciales europeos y genera incertidumbre sobre el suministro mundial de petróleo. Los precios del petróleo subían más del 2 por ciento el miércoles, con el Brent alcanzando un máximo de tres años y medio.
También podría fortalecer la posición de los radicales a expensas de los reformistas en la escena política de Irán, como Rouhani, que había puesto sus esperanzas en el acuerdo para mejorar el nivel de vida en Irán, con un éxito limitado hasta ahora.

“La región merece algo mejor”
Le Drian de Francia, la canciller alemana Angela Merkel y la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) dijeron que Irán estaba cumpliendo sus compromisos bajo el acuerdo. “La región merece algo mejor que una mayor desestabilización provocada por el retiro estadounidense”, dijo el canciller francés a la radio RTL. La Unión Europea dijo que continuará comprometida con el acuerdo y que garantizará que se levanten las sanciones contra Irán, siempre que Teherán cumpla con sus compromisos.

El contacto de Macron con Rouhani será seguido de reuniones la próxima semana, probablemente el lunes, en la que participarán representantes iraníes, franceses, británicos y alemanes.

Rusia también dijo que sigue comprometida con el acuerdo. Los ministros de Relaciones Exteriores de Rusia y Alemania también se reunirán en Moscú, dijo el vicecanciller ruso, Alexander Grushko.

Legisladores del parlamento de Irán quemaron una bandera de Estados Unidos y una copia simbólica del acuerdo, conocido oficialmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés), mientras cantaban “¡Muerte a Estados Unidos!”.
Rouhani, cuya posición podría verse debilitada por el golpe a la economía de Irán, usó un tono más pragmático en un discurso televisado y dijo que Irán negociaría con países de la Unión Europea, China y Rusia.

“Si al final de este corto período llegamos a la conclusión de que podemos beneficiarnos plenamente del JCPOA con la cooperación de todos los países, el acuerdo se mantendrá”, dijo.