Educadora y niña mueren en guardería de El Alto

Lizeth Mamani, una joven educadora de 23 años de edad, y una menor de cuatro años fallecieron en las últimas horas en una guardería de la ciudad de El Alto. Según las informaciones preliminares del caso, murieron por la inhalación de dióxido de carbono.

“Por referencias de la madre y el personal de la Policía, en la guardería había una mala instalación de una de las estufas, pero eso lo va a determinar el médico forense en la autopsia de ley”, dijo a Red Uno un médico de turno del Hospital Corazón de Jesús.
Agregó que por más de 30 minutos se intentó reanimar a la niña, pero los esfuerzos de los médicos no tuvieron los resultados esperados.

La tragedia ocurrió en la guardería de una iglesia evangélica, ubicada en la zona San Luis de la urbe alteña.
Los cuerpos de las víctimas fueron traslados a la morgue del Hospital de Clínicas de la ciudad de La Paz.

El monóxido de carbono (CO) es un gas sin olor ni color pero muy peligroso. Puede causar súbitamente una enfermedad y la muerte. El CO se encuentra en el humo de la combustión, como lo es el expulsado por automóviles y camiones, candelabros, estufas, fogones de gas y sistemas de calefacción.