Didí Torrico reveló la intimidad del 6 a 1 de Bolivia a Argentina

Didí Torrico marcó el 6-1 y fue uno de los mejores jugadores del partido

Didí Torrico, uno de los jugadores vigentes de aquella Selección Boliviana que consiguió un histórico 6-1 sobre Argentina, reveló diferentes historias que no cocíamos de aquel recordado partido que ocurrió hace 11 años en el Hernando Siles de La Paz.

Este partido sin duda alguna quedará para la eternidad en la memoria de los bolivianos por varias generaciones.

Este 1 de abril se cumplieron 11 años de aquél mítico partido donde la Selección Boliviana alcanzó el cielo al golear por 6-1 a Argentina. Mientras que para los albiceleste fue una pesadilla y forma parte de uno de sus capítulos más negros de su historia y que nadie quiere recordar esa tarde despejada en el Hernando Siles de La Paz.

Precisamente, Didí Torrico utilizó la máquina del tiempo para llevarnos hasta ese primero de abril del 2009, cuando la Verde humilló a la Albiceleste de Diego Armando Maradona como entrenador y con Messi en la cancha.

Pero además el actual jugador de Wilstermann, habló de la situación actual que vive el país y el mundo entero a causa del virus Covid-19 y que obligó a que el deporte fuera paralizado.

Las frases de Didí

Nadie imaginaba que ganaríamos por 6-1: “Nadie se imaginaba que se daría ese resultado. Argentina llegó con todas sus figuras mundiales y eran los favoritos a ganar”.

“Nosotros conseguimos ese resultado a base de buen juego, con personalidad y sobre todo fuimos certeros en concretar las situaciones de gol que tuvimos”.

Con 20 años jugó el partido:  “El partido fue en abril y en mayo cumplía 21 años. Fue como un regalo de cumpleaños lo que se vivió en ese partido”.

Mostró jerarquía a su corta edad: “Mi característica es ser agresivo futbolísticamente. Este partido lo tomé como un gran reto al enfrentar a grandes jugadores del fútbol mundial”.

“Yo vivo el fútbol de una manera muy intensa. Cada que entro a una cancha solo pienso en el partido y creo que eso es la clave para lograr mis objetivos”.

El fútbol su pasión: “El fútbol me hace olvidar muchas tristezas que tuve en la vida y mi forma de agradecer es trabajando al máximo y dejando todo en la cancha en favor de la camiseta que visto”.

El gol a Argentina: “Yo busqué mi gol porque las situaciones de juego te daba la posibilidad de moverte libremente porque había espacios”.

“En el primer tiempo logré sacar un remate de larga distancia que se estrella en el travesaño. No me desanime y seguí buscando el gol hasta que lo conseguí tras un juego colectivo con mis compañeros”.

“Lo que logró la Selección del 94 y nosotros, hay que tomar como ejemplo para convencernos que cuando nos atrevemos a luchar por lo que queremos lo podemos lograr”.

¿Por qué ganaron?: “Estuvimos concentrados en todo momento, aunque hay que reconocer que Argentina se pudo poner el 2-1 cuando Messi falla un mano a mano con el ‘Pollo’ Arias”.

“Esa jugada nos alertó y reaccionamos a tiempo y al final los planeta se alinearon a nuestro favor. Pero ojo si Messi hubiera convertido el 2-1, quizás otra sería la historia de este partido”.

Lo que pasó antes del partido: “Al ingresar al estadio vimos la emoción la gente. Es ahí donde en la flota ponemos el Viva mi Patria Bolivia donde cantamos todos y en lo personal me llegó muy adentro porque sentí ese orgullo de ser boliviano”.

“Es un orgullo enorme ponerme la camiseta de la Selección y realmente sentí ese sentido de pertenencia a mi país y cuando entre a la cancha fue una sensación única ver el estadio repleto”.

“Es verdad que no estábamos convencidos de golear, pero sí estábamos seguros y teníamos la confianza de que podíamos ganar”.

Volvieron a gritar los goles: “Este miércoles vimos el partido y mi papá volvía a gritar los goles como si fuera del día del partido. Es una emoción muy grande lo que pasó ese día”.

El pedido de los argentinos: “Es verdad que nos pidieron que bajemos la intensidad de nuestro juego cuando ya el marcador era abultado. Me parece que esto se dio en el quinto gol, pero nosotros seguíamos con el hambre de ir al frente y felizmente conseguimos el 6-1”.

“Pero es verdad que nos pidieron que bajemos el ritmo en la parte final pero no les hicimos caso…”.

Su historia con Gago: “Yo tuve un percance con Fernando Gago. Yo estaba jugando muy bien y él hizo un gesto como para querer intimidarme y además me dijo: ‘ya parala’, con un tono agresivo”.

“Entonces le dije: primero parame (sonríe). Estas cosas pasa en el fútbol y no hay que dejarse intimidar, se tiene que jugar con personalidad”.

“Pero al margen de todo, esto es un deporte y a todos los rivales se los respeta. Obviamente cuando estoy en la cancha defiendo con garra los colores de la camiseta que llevó puesto”.

El pedido de los argentinos a Martins: “A Marcelo Martins creo que le hablaron (los defensores) y le dijeron  que ya paremos (de hacer goles). Pero eso fue en los minutos finales del partido”.