Conexión con el Chaco y gas, claves de la cumbre Bolivia – Paraguay

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, fijó como prioridad mejorar las carreteras del Chaco paraguayo. El Ministerio insiste en llevar adelante el estudio para tender un ducto de gas

El presidente Evo Morales y el presidente electo de Paraguay Mario Abdo Benítez se reunirán en Oruro . ( Jose Lirauze )

La embajada paraguaya en Bolivia ha confirmado la agenda oficial del presidente Mario Abdo Benítez, que llegará el martes al país para reunirse con el presidente Evo Morales. La reunión tendrá lugar en Oruro, sin embargo el contenido es de alto interés para Tarija, con quien comparte frontera y desde donde se abastecería un hipotético contrato de suministro de gas que desde el Ministerio se insiste en posicionar.

El canciller paraguayo, Luis Alberto Castiglioni adelantó que se tiene una intensa agenda en la que se incluye una condecoración a Benítez por parte de Morales y subrayó la existencia de “una gran afinidad y un gran entendimiento entre los Gobiernos”. Los dos países apuntan al impulso bilateral en comercio, gas y proyectos de infraestructuras.

El apoyo al tren bioceánico, en veremos

Uno de los temas clave en la agenda internacional boliviana sigue siendo el tren bioceánico desde Sao Paolo hasta Ilo cruzando el territorio boliviano, sin embargo el nuevo presidente brasilero, Jair Bolsonaro, baraja la opción de conectar con los puertos del norte de Chile atravesando argentina y no Bolivia. En el pasado mes de noviembre, el ministro de Obras Públicas paraguayo Arnoldo Wiens apoyó el proyecto, pero la coyuntura ha cambiado sustancialmente desde entonces y se espera algún gesto en ese sentido.

Conexión carretera

El presidente paraguayo, posesionado en agosto de 2018, hizo campaña prometiendo una articulación del país vecino, que tiene serios problemas de conexión con el Chaco. Su primer viaje oficial fue precisamente a la región, donde comprometió un arreglo de la carretera. “El Chaco ha sobrepasado muchas dificultades a lo largo de la historia, gracias al espíritu solidario. Eso debe ser imitado en todo el país, por todos los sectores”, expresó al tiempo de comprometer la reconstrucción de la ruta Pozo Colorado – Concepción al tiempo de anunciar que la ruta Carmelo Peralta – Loma Plata ya estaba en proceso.Con la ejecución del mejoramiento, pavimentación y rehabilitación del tramo Mariscal Estigarribia-Estancia La Patria-, representan el total de 1.241 millones de dólares de inversión.

A este lado de la frontera, se construyó la ruta Ibibobo – Hito BR94 y aunque faltan algunos tramos previos hasta Villa Montes, se está construyendo una gran ciudad fronteriza con instalaciones aduaneras y se pretende convertirlo en un punto de intercambio comercial relevante. Por el momento, el intercambio entre ambos países no es significativo, pero la mejora de la carretera se estima que ayude en eso.

Impulso a la hidrovía

Después del fracaso en la demanda marítima, Bolivia trata de recuperar el tiempo perdido con otras alternativas, por ejemplo la de la Hidrovía Paraguay – Paraná, que tiene problemas en Rosario y en otros puntos y no se acaban de materializar las opciones. Con todo, el movimiento de mercancías a través de la hidrovía Paraguay-Paraná se elevó en un 11 por ciento, hasta un millón de toneladas, entre enero y julio de 2018, informó en su momento el Instituto Boliviano de Comercio Exterior.

Mercado

Paraguay, con menos de 7 millones de personas y exportador neto de electricidad, demandaría gas para domicilio

Esa vía fluvial está compartida por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay y permite la salida de los productos bolivianos hacia el Atlántico.

¿Gasoducto?

Por otro lado, el Ministerio de Hidrocarburos insiste en colocar en la agenda la extensión de un ducto hasta Asunción, que sume un nuevo mercado para el gas que por otro lado, no se está produciendo. En el pasado ya se firmaron acuerdos para hacer los estudios pertinentes con Horacio Cartes y se ha insistido con Mario Abdo.

Paraguay es un país exportador neto de electricidad que produce en sus represas y es un mercado de apenas 6,8 millones de personas, por lo que el uso sería fundamentalmente para el consumo domiciliario y no el industrial. Los analistas señalan que la demanda podría alcanzar los 4 millones de metros cúbicos diarios, por lo que se duda de la rentabilidad del proyecto.