Piden indagar negocios de Piñera en paraísos fiscales

En medio de una acusación constitucional y con un respaldo popular en caída libre, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, aparece hoy en el centro de atención por el envío de fuertes sumas de dinero hacia paraísos fiscales.

El medio digital El Desconcierto reveló que Bancard Inversiones Limitada, una empresa controlada mayoritariamente por Piñera, trasfirió 96 millones de dólares a Bancard International Investment, perteneciente a sus hijos y con domicilio en las islas Vírgenes Británicas.

La fuente indicó que el Servicio de Impuestos Internos (SII) detectó anomalías tributarias en 2017 por esa operación, cuando Piñera era candidato presidencial, y sometió a Bancard a una fiscalización que provocó una reliquidación de impuestos, tras dos años sin pagar, cuando Piñera ya había asumido su segundo mandato.

Pero, además, Bancard Inversiones Limitada habría traspasado en otras operaciones con sociedades en Chile y el extranjero, más de 440 millones de dólares a las Islas Vírgenes Británicas y Luxemburgo, considerados paraísos fiscales.

Ello incluye a Inversiones Odisea, perteneciente a los hijos de Piñera y que, según el Diario Financiero, aumentó su participación accionaria en la Bolsa de Colombia, y se colocó como el cuarto inversionista de esa plaza bursátil.

Ante esas irregularidades, parlamentarios de la oposición se mostraron favor de conformar una comisión investigadora que revise en detalle las millonarias transferencias de la familia del mandatario entre 2015 y 2016 para lo cual se requerirían las firmas de 62 legisladores.

Al respecto, Gonzalo Winter, de Convergencia Social, anunció que ya se buscan los apoyos necesarios para crear dicha comisión.

Por su parte, la presidenta de Revolución Democrática, la diputada Catalina Pérez, calificó de vergonzoso que el Presidente y su familia saquen parte de su fortuna a paraísos fiscales y lo conminó dar una explicación “contundente e inmediata”.

Por su parte, el diputado Guillermo Teillier, presidente del Partido Comunista (PC), consideró que habría que investigar si el Servicio de Impuestos Internos ha cumplido con su mandato, pero si no fue así, ameritaría una comisión investigadora.

En tanto, el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Daniel Núñez, señaló que esa situación confirma “algo que permanentemente se intuía, o tenía serías sospechas, que son prácticas empresariales que usan los paraísos fiscales para evadir impuestos, que es un acto de corrupción”.

Nuñez declaró a la prensa que lo más grave es la evasión de impuestos, y aseguró que “jamás a un pequeño contribuyente que comete una falta en materia tributaria se le condona, siempre le caen encima las multas, con todos los intereses. Pero a los grandes se les trata con guante blanco”.

Por su parte, en su cuenta de Twitter, el diputado Gabriel Ascencio, de la Democracia Cristiana, anunció que presentará en las próximas semanas una reforma constitucional “que haga incompatible mantener inversiones en paraísos fiscales con el cargo de Presidente, ministro, subsecretario, embajador, parlamentario o director de empresa pública”.

Ascencio añadió que no es posible que personas que ocupan grandes cargos en la administración pública, “oculten su dinero, lo lleven a paraísos fiscales, y de esa manera eviten pagar impuestos en Chile que se necesitan para salud, para vivienda, para educación, para la agenda social de la que tanto se habla”.