Obreros de la vía a San Antonio exigen salarios

Imagen ilustrativa

Alrededor de 50 trabajadores de la Asociación Accidental San Antonio (AASA), empresa que se adjudicó la construcción de la carretera Bermejo – San Antonio, denunciaron que esta empresa, conformada por INCICO y la Asociación San Antonio, una vez cumplido con el contrato firmado con la Gobernación del departamento, se retiró de la zona junto con su maquinaria dejando impagos a estas personas desde el mes de mayo de este año.

“No sé si es la empresa o la Gobernación la que nos da vuelta (…) nos dijeron que faltaba el pago de planillas, ya hay el dinero, pero no sabemos qué pasa”, manifestó Mario Linares a Fides Bermejo en representación de estos trabajadores.

El contrato fue modificado en la gestión de Adrián Oliva con la finalidad de lograr avances en la construcción de esa importante obra denominada “la ruta de la dignidad”, que inició con la Unidad Ejecutora del Camino Bermejo-San Antonio (Ubesan) hace más de 10 años y que hasta la fecha no se concluye.

La empresa AASA solo trabajó en el camino hasta el kilómetro 47, faltando por asfaltar unos nueve kilómetros que ahora serán asumidos por el Servicio Departamental de Caminos (Sedeca). Los trabajadores dicen que el contrato concluyó, pero no se pagaron las planillas a la empresa para que ésta pueda cancelar a su personal, y se fueron del lugar solamente con un compromiso expreso que hasta la fecha no se consolida.

Entre tanto, estos obreros indican que acudieron al Ministerio del Trabajo para que se hagan respetar sus derechos sin logran muchos resultados, por lo que solicitaron mediante nota formal al Gobernador del Departamento pueda realizar el pago de planillas o en todo caso interpelar a la empresa para saber cuál es el problema de fondo.