Mató al hijo mientras abrazaba a su mamá muerta

Un peón rural asesinó a balazos a su mujer y a su hijo de 6 años en la ciudad localidad santiagueña de Quimili y luego se suicidó con la misma arma.  Por lo que establecieron los investigadores, el menor abrazó a su mamá moribunda pocos segundos antes de ser ejecutado de un disparo en la cabeza.

Uno de los primeros policías en llegar al lugar, detalló “La escena era desgarradora, porque el chico se agarró de la ropa de su madre y murió sobre su pecho”. El agresor, identificado como Gastón Rodríguez, que mató con una escopata calibre 12 a su esposa, Soledad Escobar y su primogénito, Mateo.

Según trascendió, una de las hipótesis es que el asesino llevó a las víctimas hasta un corral del paraje Aerolito y allí sucedió todo. Primero le disparó a la mujer, que cayó boca arrriba y en ese momento, el nene, casi por inercia, habría abrazado a su madre antes de fallecer de la misma manera. Tras haber llevado adelante los dos homicidios, Rodríguez decidió terminar de su vida con un balazo a la altura del tórax.

Efectivos de la Comisaría 29 llegaron al lugar tras una llamada de Juan Escobar, y encontró los cadáveres a pocos metros de un bebedero de animales. Minutos más tarde, encontraron dentro de la vivienda, una carta escrita a mano por el supuesto homicida.