La UE considerará bloquear sanciones de EEUU a Irán

En 1996, cuando Estados Unidos intentó penalizar a las compañías extranjeras que tenían tratos con Cuba, la Unión Europea forzó a Washington a revertir su posición amenazando con sanciones en respuesta.

- Espacio Solicitado -

Dos décadas después, la UE podría verse forzada a emitir nuevamente esas amenazas, esta vez por Irán, luego de que el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró a su país del acuerdo nuclear del 2015 que firmó la república islámica con las potencias para restringir sus actividades nucleares a cambio de que se levantaran buena parte de las sanciones que enfrenta.

El anuncio del martes de Trump dejó consternados a los aliados europeos que ahora buscan salvar el pacto con Irán, que dijo que Trump está cometiendo un error y no es de confiar.
El denominado estatuto de bloqueo de la UE es la herramienta más poderosa que tiene a disposición inmediata porque prohíbe que las compañías del bloque cumplan con las sanciones de Estados Unidos y no reconoce dictámenes judiciales que permitan ejecutar las penalidades del país norteamericano.

Pero la medida no ha sido empleada jamás y es vista por los gobiernos europeos más como un arma política que como una acción regulatoria porque sus normas son vagas y difíciles de implementar. El alcance internacional de sistema financiero estadounidense y la presencia del país norteamericano en muchas compañías europeas también generan dudas sobre su efectividad.

“Es una herramienta técnica que funcionó con (el entonces presidente estadounidense, Bill) Clinton porque veía ligada a una estrategia política”, dijo una alta fuente de la UE involucrada en las negociaciones sobre Irán, en referencia a la decisión de Clinton de aplicar sanciones en el exterior a compañías europeas con negocios con Cuba, Irán y Libia.
Funcionarios de la UE han dicho que están trabajando en el estatuto de bloqueo para encarar la decisión de Trump de reimponer sanciones a Irán.