La lectura y el ejercicio

Si eres de las personas que leen mientras haces ejercicio, felicidades, esto puede ayudarte a potencializar tus entrenamientos físicos, indica un nuevo estudio de la University of Florida. De acuerdo con los resultados de la investigación, las personas que realizaron una actividad mental sencilla, como leer, mientras realizaban ejercicio en una bicicleta estacionaria, lo hicieron de manera más vigorosa.

Los expertos explican que el ejercicio aumenta la excitación en las regiones del cerebro que controlan el movimiento, y esto aumenta la liberación de neurotransmisores que mejoran la velocidad y la eficiencia del cerebro, particularmente de los lóbulos frontales. Los investigadores querían comprender mejor las habilidades de los adultos mayores, así que reunieron a 28 de ellos con enfermedad de Parkinson y a 20 sanos para su estudio.

En sí, los resultados generales del estudio sugieren que la combinación de la realización de tareas mentales fáciles con la actividad física puede ser una manera de conseguir que las personas, ya sea que tengan la enfermedad de Parkison o no, hagan ejercicio más vigoroso. Todos realizaron pruebas mentales mientras se encontraban sentados en una habitación tranquila.