Instituciones en Tarija se unen contra las bebidas de contrabando

Lanzamiento de un plan de trabajo

Lanzan campaña para reducir el contrabando en Tarija

Diferentes instituciones se organizaron para el lanzamiento de un plan de trabajo enmarcado en actividades para promover la producción local y evitar la venta de productos que ingresan de contrabando al departamento de Tarija, especialmente de bebidas alcohólicas.

La Aduana Nacional, el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) de Tarija, la Alcaldía y el Comando Departamental de la Policía, anunciaron las medidas que tomarán en torno al incremento en el ingreso de productos de contrabando a la región situación que afecta de forma directa a la producción local.

La secretaria de Desarrollo Económico y Productivo de la Alcaldía de Tarija, María Elena Bautista, explicó en conferencia de prensa que utilizarán como pilar fundamental para luchar contra esta actividad, el uso de redes sociales para que la población tenga conocimiento sobre los productos que son de contrabando y se encuentran a la venta en diferentes mercados de la ciudad.

“Una es la campaña masiva en redes sociales, vamos a trabajar en ferias de sensibilización en diferentes espacios públicos para que la población pueda identificar no solo los productos que son de contrabando y también cuando fueron adulterados”, señaló.

Por su parte, la jefa del Senasag en Tarija, Fátima Pacheco, aseveró que los productores locales son los principales afectados con el ingreso y venta de productos de contrabando, sobre todo porque ejercen una competencia desleal en sectores como panaderías o a las empresas que elaboran vinos y singanis.

“Vamos a acompañar este trabajo, para nuestros productores es un gran perjuicio, es competencia desleal; el ingreso de este tipo de productos que además atentan con nuestra sanidad, al mismo tiempo pueden ingresar plagas o enfermedades que irían en desmedro de nuestra industria”, afirmó.

Para la socialización de este plan, anunciado entre las mencionadas instituciones públicas, todas concordaron en que los medios de comunicación protagonizarán un rol fundamental para que la población en general conozca sobre los riesgos que existen al consumir alimentos o bebidas que no cuentan con registros sanitarios, tanto en la salud de cada persona como en la economía del departamento.