Enfermedades metabólicamente prevenibles con educación y conciencia

Un problema de salud pública actual en Bolivia son las tasas alarmantes de enfermedades metabólicamente prevenibles originadas por la educación alimentaria es necesario conocer tasas y cifras epidemiológicas y actuar de forma oportuna en ellas.

Dra. Pérsida De La Cruz Gomez   Master en Nutrición y Salud y Medicina Estética

Las tasas se incrementaron de forma sostenida en los últimos 20 años, vale decir que en 1997 las personas con sobrepeso u obesidad conformaban el 21,1% de la población, pero ahora son el 42,7%. Eso nos muestra que hemos duplicado los casos y el problema en el país”, información responsable de la Unidad de Epidemiología.
Los datos del Ministerio de Salud dan cuenta de que en promedio se reportan 65.000 casos de obesidad o sobrepeso por año. En 2013 se llegó a 72.966 casos, en 2014 la cifra bajó a 60.658, pero en 2015 aumentó a 71.541, y en 2016 el reporte fue de 75.290 personas.
Santa Cruz es el que concentra el mayor número de personas obesas y con sobrepeso, le sigue Cochabamba y luego La Paz. Llama la atención que Beni esté en cuarto puesto”.
Estas condiciones afectan más a mujeres y niños.
Los datos más recientes de sobrepeso conocidos en el país en 2017 y según una Encuesta de Demografía y Salud (EDSA) del Instituto Nacional de Estadística (INE), ubicaban a Santa Cruz y Beni con los mayores porcentajes de mujeres con obesidad.
En ambas regiones, para entonces, más de seis por cada diez mujeres eran obesas. No se conocían datos sobre la población masculina.
Según los mismos datos de la EDSA 2016, los departamentos con menor porcentaje de sobrepeso/obesidad eran Potosí (48,3%) y Chuquisaca (52,8%).
La clasificación se hizo de acuerdo al Índice de masa corporal IMC.
El consumo excesivo de alimentos con alto contenido de azúcar, sal, grasas saturadas, harina de trigo, lácteos y/o conservas, alcohol, etc. son las principales causas para el aumento de personas con obesidad o sobrepeso. Y enfermedades ligadas a ello como diabetes tipo II, colesterol, triglicéridos elevados, problemas cardíacos, etc.; los efectos a corto, mediano y largo plazo por efecto del consumo de comida denominada chatarra provoca, además del aumento de peso en las personas, unas 20 enfermedades, desde cardiovasculares hasta diferentes tipos de cáncer.
Una pronta y segura acción es la educación inicial en Salud Nutricional en diferentes áreas donde se enseñe que la comida no solo alimenta sino que colabora a prevenir y aliviar enfermedades, concientizar y fomentar el consumo de alimentos medicinales en la comida con la función de terapia dietética, que se hace tomando alimentos como materiales medicinales y cuidando su proceso a través de la cocción para preservar sus beneficios y la combinación entre ellos que hace de la comida una medicina preventiva y curativa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.