Claves para entender el tipo cambiario en Argentina

Fachada del Banco Central en el distrito financiero de Buenos Aires, Argentina.

Como “medidas incómodas, pero necesarias”, calificó este lunes el ministro de Hacienda argentino, Hernán Lacunza, las disposiciones oficiales para controlar el mercado cambiario anunciadas el pasado domingo.

«Son medidas incómodas, que no son típicas de un país normal, pero si no las hacemos las consecuencias son peores que estas», enfatizó en conferencia de prensa el titular, quien detalló que son una manera de frenar la subida del dólar y el aumento de la pobreza.

Por otra parte, Lacunza aclaró que “no hay un cogobierno”, pues, aunque existe una relación de respeto con la oposición, el Ejecutivo toma las decisiones económicas.

Las declaraciones ocurren a propósito de que esta jornada entró en vigor el control del mercado cambiario, que impone un límite de 10 mil dólares a las personas físicas en la compra de la divisa estadounidense y obliga a las firmas exportadoras a cambiar su ganancia en esa moneda por pesos argentinos.

Sin embargo, ante los rumores de un nuevo “corralito” -forma en que se llamó anteriormente a la restricción para extraer efectivo de los bancos- Lacunza aseguró que los ciudadanos cuentan «con absoluta disponibilidad del patrimonio» para hacer con él lo que quieran, pues el capital en entidades bancarias no corre peligro.

El objetivo de las medidas es preservar las reservas del Banco Central, esperando que, si el sector exportador vende sus dólares, aumente la oferta y se reduzca el precio. En días pasados la entidad argentina vendió grandes sumas en esa divisa para intentar contener su demanda y mantener la cotización de la moneda norteamericana.