¿Y la bicicleta?

Tarija es el cuarto departamento en el país con mayor cantidad de vehículos. En diez años pasó de tener 25.189 vehículos en 2003 a 95.711 en 2016, según el informe “Estadísticas del Parque Automotor, 2003 – 2016” elaborado por el Instituto Nacional de Estadística.
¿Pero qué implica esto? Significa mayor riesgo en las calles, mayor contaminación acústica, pero también mayor estrés. Los expertos en medioambiente aseguran que el aumento de vehículos es una de las causas del efecto invernadero y deterioro ambiental.

Los médicos explican que esto también provoca efectos negativos en la salud de la población causando enfermedades como: reacción alérgica, agotamiento físico, irritabilidad, insomnio, enfermedades respiratorias, digestivas entre otras.

Más aún los factores suman. Hoy la gran cantidad de vehículos impide la circulación tranquila y segura de ciclistas, una forma de transporte más saludable y para lo cual se ha venido luchando en estos últimos años.

Una muestra de ello es la ley municipal Nº162 de uso de la bicicleta, promulgada por la Alcaldía. Esta norma decreta por objeto principal el regular el uso de la bicicleta como medio de transporte en el municipio de Tarija y como disposición transitoria segunda, que las entidades públicas y privadas deben adecuar sus edificaciones para la implementación de parqueo y estacionamientos de bicicletas en un plazo no mayor a 360 días calendario.

Esta ley, que consta de 17 artículos, busca fomentar y promover el uso de la bicicleta como medio de transporte seguro y responsable, planificar y desarrollar el transporte en bicicleta, incluyendo el ordenamiento del tránsito urbano y sobre todo brindar seguridad vial al ciclista.
Establece que el uso de la bicicleta sea regulando mediante los principios de seguridad, que consisten en la protección integral del ciclista en la circulación y el estacionamiento de bicicletas de manera preferente.

Pero ¿Cuánto de avance hay en esto?, lamentablemente vemos muy poco para tanto que hacer. De acuerdo al Gobierno Municipal se comenzó con el proyecto de ciclovías, iniciando la construcción del tramo de 16 kilómetros del trayecto de la ruta San Mateo hasta la salida de la carretera al Chaco. El monto de inversión es de 9 millones de bolivianos.

Más aún esto es lo único que sabemos al respecto, el parque automotor aumenta cada día, con ello los embotellamientos suman, los accidentes se llevan vidas y ni qué decir de la falta de educación y caso omiso a las normas de tránsito por parte de los conductores que se creen dueños de las calles. Son muy pocas las instituciones públicas o privadas que han habilitado parqueos para este medio de transporte.

Lo positivo dentro de todo este sueño es que la concientización sobre el uso de la bicicleta en las personas ha tenido frutos y ya son muchas, quienes han dejado el motor y las cuatro ruedas para pedalear por un ambiente sano y una vida saludable.

Pero no queda duda que aún hay mucho trayecto que recorrer y hay mucho que pedalear para el objetivo final. Dejamos este escrito a manera de recordatorio.