Testigo: Alan García recibió dinero de Odebrecht

El más cercano colaborador del expresidente de Perú Alan García confesó que este, cuando ejercía el cargo, recibía grandes sumas de dinero del representante de la empresa brasileña Odebrecht en el país, Jorge Barata.

Así lo declaró el exsecretario de la Presidencia de García, Luis Nava, considerado su brazo derecho y hombre de confianza desde hace años, en una confesión ante la Fiscalía difundida ayer por el portal periodístico IDL-Reporteros.

La noticia se divulgó al cumplirse seis meses desde que García se suicidó con un disparo en la cabeza cuando estaba a punto de ser detenido por una investigación por lavado de activos relacionada con la recepción de fondos de Odebrecht.

La declaración precisa que Barata entregaba personalmente dinero a García desde el inicio de su último gobierno (2006-11), en el Palacio de Gobierno y da fe de al menos cinco entregas de 60 mil dólares cada una, que Barata llevaba en loncheras (envases de alimentos para comer en la escuela o el trabajo).

En su confesión, Nava consigna fechas y otros detalles de otros pagos, uno de 600 mil dólares y refiere que en una oportunidad García le encargó pedir a Barata 20 mil dólares para la celebración de su cumpleaños.

Afirma también que García hizo con ingresos de ese tipo adquisiciones de inmuebles de los que la fiscalía anticorrupción que lo investigaba nunca tuvo conocimiento y que en una oportunidad le comentó que Barata le había ofrecido ‘damas de compañía’ para un viaje al interior.

Nava está en prisión preventiva como presunto intermediario, inculpado por uno de sus hijos, de dinero de Odebrecht para García, sobre lo cual solo aceptó que una vez recibió de Barata un maletín cerrado con clave de seguridad y lo entregó al entonces presidente.