Rompió y quemó el altar de iglesia en Caballito

El insólito hecho delictivo tuvo lugar el día sábado en el barrio porteño de Caballito. Un hombre ingresó a la basílica Nuestra Señora de Buenos Aires en horas de la mañana y comenzó a destruir el altar de la iglesia.

Carlos, el párroco del lugar, comentó a CronicaHD: “Quemó el mantel y luego golpeo el altar con el candelabro hasta romperlo. Creemos que lo hizo producto de su estado de salud. Tal vez por ese motivo él se la agarró con la iglesia”.

Además el cura agregó “en primer instancia llegamos rápidamente y lo primero que hicimos fue atinar a apagar el fuego con un balde de agua que tomamos del la fuente de agua bendita”.

En las imágenes de seguridad puede verse como este hombre de mediana de edad toma una de las velas que yacían en el candelabro y quema una pieza de tela que se encontraba sobre el sagrario de la iglesia.

Luego, con el mismo candelero, comienza a golpear en reiteradas oportunidades la pieza de mármol donde los hombres de fe ofician las misas, hasta destrozarlo por completo.

Tras terminar con los destrozos, el vándalo huyó campante como si nada hubiese ocurrido. Motivo que llamó la atención de quienes se encuentran a cargo de la investigación, porque tampoco intentó sustraer nada del lugar.


¡Hola! En el diario El País apostamos por la innovación para darte un mejor servicio, por esto creamos nuestra Suscripción Digital con la que podrás disfrutar de acceso ilimitado y descuentos.

Podrás acceder desde cualquier dispositivo a nuestra Edición PDF y a nuestro Archivo Histórico Digital, en el que estarán disponibles nuestras ediciones desde 1991.

Cada mañana recibirás nuestro newsletter, El Despertador, con un resumen de las todas las noticias locales, nacionales e internacionales que necesitas saber para empezar el día.

También obtendrás descuentos en todos los "Lugares Favoritos" de El País, pudiendo ahorrar en diferentes servicios y productos que incrementará tu presupuesto mensual.

Todo esto por sólo Bs.1,70 al día. Haz clic aquí y suscríbete.