Espacio publicitarioEspacio publicitarioEspacio publicitario

A la brevedad de la vida

Francisco de Quevedo

 

¡Cómo de entre mis manos te resbalas!

¡Oh cómo te deslizas, vida mía!

¡Qué mudos pasos tras la muerte fría

con pisar vanidad, soberbia y galas!

 

Ya cuelga de mi muro sus escalas,

y es su fuerza mayor mi cobardía:

Por vida nuevo tengo cada día,

que el tiempo cano nace entre las alas.

 

¡Oh mortal condición! ¡Oh dura suerte!

¡Que no puedo querer ver el mañana

sin temor de si quiero ver mi muerte!

 

Cualquier instante de esta vida humana

es un nuevo argumento que me advierte

cuán frágil es, cuán mísera y cuán vana.


Más del autor
Deseo que te cures
Deseo que te cures
Tema del día
Tema del día