Nacho Scocco: “Si no juego, no pongo mala cara”

Scocco se mostró contento por su golazo y aclaró que nunca le preguntaría a Gallardo por qué no juega. “Estaría diciendo que estoy mejor que el otro”, dijo.
El clima en River no puede ser otro que el mejor. Después del triunfazo en la Bombonera, Ignacio Scocco analizó la victoria, asumió el lugar que le toca hoy en el equipo y agregó que “además de los goles, me gusta estar en la asistencia, en los inicios de las jugadas pero obvio que para los delanteros son muy importantes”.
¿Cuánto le pesa ser suplente? ¿Cómo se toma mirarlo desde el banco? Nacho paró de pecho la pregunta y fue bien claro: “Nunca voy a poner mala cara si no me toca jugar. Cuando a mí me tocó jugar, no me hubiese gustado que los que estén afuera pusieran mala cara. Y no pregunto por qué no juego porque en forma indirecta estaría diciendo que estoy mejor que el otro. No es mi forma de ser ni de manejarme, y todos entendimos eso en el grupo”.
Su golazo en el superclásico terminó de resolver el partido y eso lo sabe. “Son goles inolvidables. Cuando ya no juegue y tenga que recordar algún partido, éste va a estar como el día de los cinco a Wilsterman. Cuando entré el domingo, el primer objetivo era tratar de aumentar la diferencia porque Boca se venía”, agregó.

¡Hola! En el diario El País apostamos por la innovación para darte un mejor servicio, por esto creamos nuestra Suscripción Digital con la que podrás disfrutar de acceso ilimitado y descuentos. Podrás acceder desde cualquier dispositivo a nuestra Edición PDF y a nuestro Archivo Histórico Digital, en el que estarán disponibles nuestras ediciones desde 1991. Cada mañana recibirás el Newsletter de El País con un resumen de las todas las noticias locales, nacionales e internacionales que necesitas saber para empezar el día. También obtendrás descuentos en todos los "Lugares Favoritos" de El País, pudiendo ahorrar en diferentes servicios y productos que incrementará tu presupuesto mensual. Todo esto por sólo Bs.1,70 al día. Haz clic aquí y suscríbete.