Ministro de Energía promete solucionar el SIN y Guaracachi

Represa de San Jacinto en Tarija

El ministro de Energía, Rodrigo Guzmán, indicó que existe una reunión pendiente con el directorio de la Empresa Nacional de Electricidad (Ende)-Guaracachi y una aclaración al departamento sobre las inversiones que se realizaron desde la Gobernación al Sistema de Interconectado Nacional (SIN), entre otros temas.

“Estamos en un Gobierno transitorio, pero vamos a avanzar en lo que se pueda. La presidente, Jeanine Áñez, dijo que se dará continuidad a todos los proyectos y tenemos la predisposición de hacerlo”, indicó.

El asambleísta, Mauricio Lea Plaza, señaló que luego del cambio de Gobierno y del gabinete ministerial, insistirá en contactarse con el Ministerio de Energía para buscar una aclaración sobre el contrato de Ende-Guaracachi y determinar a quién corresponde invertir en el SIN.

“Estamos pidiendo una reunión al Ministro de Energía (Rodrigo Guzmán) para presentarle la carpeta de Guaracachi y San Jacinto. Vamos a plantearle al Gobierno la necesidad que hay de revisar ese contrato, así como también revisar lo que es el financiamiento en el departamento al Sistema Interconectado.

No entendemos ciertas cosas. No entendemos que, por un lado, la Gobernación le entregó a Ende por el SIN 30 millones bolivianos, pero por el otro maneje el discurso que quiere no financiar eso”, expuso. Ante ello, Guzmán respondió de manera positiva y solo queda esperar que se realice la reunión de análisis.

Lea Plaza realizó una denuncia ante el anterior Gobierno pero no fue bien recibida. El contrato entre la empresa y el Ejecutivo departamental se firmó el 21 de agosto del 2015. La denuncia señalaba que la hidroeléctrica de San Jacinto se convirtió en un negocio para la empresa Guaracachi, subsidiaria de Ende.

En el contrato se establece una participación del 92 por ciento a favor de Guaracachi sobre la hidroeléctrica y un ocho por ciento restante a favor del Gobierno departamental con una vigencia de 30 años.El operador realizará el mantenimiento y operará la planta sin mayores inversiones.

El asambleísta, Mauricio Lea Plaza, explicó que a partir del contrato con Guaracachi, el Proyecto Múltiple San Jacinto disminuyó sus ingresos. Antes de este acuerdo, Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) pagaba alrededor de 4.207.020 bolivianos, pero después del contrato decreció a un monto de 550.257 bolivianos, por lo que se considera que los ingresos disminuyeron ocho veces.

La Ley de Electricidad estable-ce una prohibición sobre todas las empresas que se dediquen a la generación, distribución y transmisión, pueden dedicarse solo a una de estas actividades. Por lo que Setar tuvo que tramitar una habilitación que le permita realizar también la distribución. La Ley además establece que ningún sujeto que tenga participación en la misma empresa dedicada a la generación podrá ser accionista o titular de otra que se dedique a la transmisión o distribución por lo que se obligó a que se transfiera a Ende.

Gobernación mantiene postura ante Ende

El secretario de Hidrocarburos de la Gobernación, Freddy Castrillo, indicó que la institución se mantiene con su postura frente al contrato de Ende-Guaracachi. Desde la Gobernación se informó que firmó el contrato para “salvar” a Servicios Eléctricos de Tarija (Setar) porque en la gestión de la exautoridad, Lino Condori, no se tramitó el título habilitante para operar como establece la ley.

“Esa es una iniciativa de la Asamblea, para nosotros la situación de Guaracachi es clara, ellos tienen un criterio contrario. Hoy he cursado una nota al Ministro de Energía (Rodrigo Guzmán) para tocar los temas del Interconectado a Bermejo y al proyecto de Adecuación Técnica al Sistema de Interconectado Nacional (SIN) que es lo que llama el asambleísta Mauricio Lea Plaza que no es”, manifestó.

El formato del contrato que se firmó no es negociable por parte del ente regulador del mercado de energía eléctrica y establece que la participación será del 95 por ciento de las ganancias que se produzcan para la empresa que lo realice, en este caso Guaracachi. El cinco por ciento restante es para el beneficiario dueño del activo.