México defiende su estrategia migratoria

La evaluación del plan migratorio implementado por México para contener el flujo migratorio desde Centroamérica, a cambio de que EE.UU. no imponga un arancel del 5 % a los productos mexicanos, fue “positiva” y ha “dado resultados importantes”, indicó el canciller del país latinoamericano, Marcelo Ebrard.

“En síntesis, lo que ha hecho México ha dado resultados. La tendencia (de la reducción de los flujos migratorios) es irreversible, es decir, va a seguir bajando, pensamos que es algo que va a ser permanente”, destacó el canciller en una conferencia de prensa.

Por ello, el Gobierno de México indicó que continuará con el plan migratorio que ha desplegado desde junio pasado. “Vamos a seguir adelante con la política que se ha implementado, vamos a seguir en esa dirección”, explicó Ebrard.

El canciller mexicano enfatizó este martes que la delegación estadounidense no habló sobre la amenaza de imponer mayores impuestos a los productos mexicanos. “El tema arancelario sabemos que depende de la voluntad del Ejecutivo, ahora no fue motivo de conversación en la reunión”.

Ebrard minimizó la posibilidad de que haya un choque con la Administración Trump y recalcó la legalidad de la estrategia migratoria de México. “No hemos hecho nada de lo que debamos avergonzarnos y si algo les puedo decir es que el riesgo de una confrontación con EE.UU. está cada vez más lejos”, sostuvo.

Más allá del tema migratorio, Ebrard destacó que la delegación mexicana planteó la posibilidad de congelar el flujo de armas ilegales que ingresan desde Estados Unidos al país latinoamericano.

El canciller adelantó que México presentará un reporte mensual a EE.UU. sobre cuántas armas se detectan que ingresan ilegalmente desde territorio estadounidense.