Mandan cartas a OEA para decir que Suxo no es ‘justa’

Los legisladores de la opositora Unidad Demócrata enviaron cartas a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a los países miembros, para solicitar que Nardi Suxo no sea elegida jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) porque carece de independencia y no responde al perfil de defensora de derechos humanos.

Carta
Una carta está dirigida al presidente del Consejo Permanente de la OEA, Andrés Gonzales Díaz; la segunda, al secretario general, Luis Almagro; además copias de estas notas a todos los países miembros del organismo, informó el senador Arturo Murillo.

“La Corte ha establecido como requisitos mínimos el ser jurista de la más alta autoridad moral y de reconocida competencia en materia de derechos humanos, así como la exigencia de reunir las condiciones requeridas para el ejercicio de las más altas funciones judiciales del país (…). Sin embargo, la señora Nardi Suxo no cumple estos requisitos mínimos exigidos para tal efecto”, dice la carta.

Las notas tienen el mismo tenor “estamos poniendo nuestra oposición férrea a la elección de Nardi Suxo, porque no merece ir a ese cargo. Y no es porque sea buena o mala persona, simplemente porque recibe órdenes del Gobierno y no es una persona independiente”, declaró el legislador.

El gobierno boliviano ha postulado a Suxo para ser jueza en la CIDH, un alto cargo en la administración de justicia en el sistema interamericano en materia de derechos humanos.
La oposición cree que la militancia de Suxo y los cargos políticos que asumió debieran inhabilitarla. “Es del MAS, solo tuvo cargos políticos y eso la mancha en su intención de ser juez. Nosotros queremos gente independiente que defienda a los bolivianos y no al Gobierno”, sostuvo el senador.

“Los cargos que ocupó la señora Suxo en Bolivia, fueron cargos netamente político y diplomáticos elegidos directamente por el presidente Evo Morales, quien hoy en día es cuestionado por la omisión en el cumplimiento de los resultados del referéndum del 21 de febrero del 2016, en el que el pueblo le dijo No a la pretensión de una repostulación a la presidencia”, se lee en la nota.