Mal diagnóstico lo dejó con 1 agujero en la cara

En Londres (Reino Unido) un hombre de 58 años quedó con un agujero en la cara después de que los médicos confundieran un cáncer ocular con migrañas, informa Daily Mail.
Danny Hunt, padre de cuatro hijos, empezó a sufrir fuertes dolores de cabeza e infecciones de garganta en el 2008. Al principio, los especialistas le diagnosticaron con laringitis, pero luego aseveraron que se trataba de migrañas.

Con todo esto, al hombre y su esposa les preocupaba también un bulto junto al ojo que no dejaba de crecer y después de consultar a los médicos del Moorfield Eye Hospital en Londres, se descubrió que era el indicador de un tumor, de un tipo de cáncer ocular bastante agresivo.

Meses después del diagnóstico le extirparon el ojo derecho, así como el hueso de la nariz y la mandíbula. “El hueso debajo del cerebro se había desmoronado”, cuenta la esposa. Hunt quedó con un agujero en la cara después de la intervención quirúrgica y, para cubrirlo, los médicos crearon un ‘colgajo’ especial con piel de la espalda del paciente.

No fue la única enfermedad a la que el hombre tuvo que sobrevivir. Un año antes de serle diagnosticado el cáncer, pasó otra operación: por una tuberculosis que sufrió a los 20 años, una parte de su pulmón quedó “cristalizada” y tuvo que ser extirpada. Asimismo, descubrió que padece el síndrome de Marfan, un trastorno genético que afecta a los tejidos del cuerpo.

La vida de Danny Hunt es cada vez más difícil, pues además de los problemas fisiológicos, le resulta muy difícil integrarse en la sociedad. Según afirma su esposa, los niños “no entienden” que está enfermo y su propia nieta grita de miedo cada vez que lo ve.