Los aportes arquitectónicos de la familia Camponovo en Tarija

La familia Camponovo influyó, en principio, en la arquitectura boliviana al ser parte de la construcción de importantes edificaciones tanto en La Paz, Sucre y en Tarija (lugar de residencia). Se trató de una pasión que fue heredada de generación en generación y que hoy todavía mantienen los últimos miembros del linaje.
Los primeros en llegar a esta parte del mundo fueron los hermanos Miguel y Antonio Camponovo Pagano. Ambos nacidos en Suiza. El primero nació el 31 de agosto de 1850 y murió en Tarija en 1921. El segundo nació el 17 de abril de 1853 y murió en la Argentina en 1938. Ambos eran de profesión arquitectos.
Sus padres fueron David Camponovo y Teresa Pagano que fueron longevos y murieron a la edad de 90 y 92 años respectivamente. Este matrimonio tuvo cuatro hijos, dos hombres: Miguel y Antonio, y dos mujeres que no vinieron a América. Todos nacidos en Mendrissio del cantón suizo Techino.
Los hermanos Camponovo llegaron en la época de la gran fiebre migratoria que trasladó a miles de italianos y europeos al nuevo continente, allá por el año 1890. Se establecieron en Buenos Aires, Argentina, de donde luego fueron llamados por el gobierno de Bolivia, que por ese entonces vivía un bienestar económico por el repunte de la explotación de la plata y otros minerales. La obra de los dos arquitectos que trabajaban juntos y por separado, fue notable.
Antonio llegó a ser nombrado director general de las Obras Públicas Nacionales de Bolivia. Su obra es monumental ya que proyectó e intervino en la construcción del Palacio de Gobierno de La Paz, el Teatro Municipal, la Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de La Paz, el Palacio de Gobierno de Sucre, el Banco Central, el Castillo de La Glorieta, entre otras obras.
Regresó a la Argentina con su familia y permaneció en Buenos Aires hasta su muerte. Allí dejó tres hijas y un hijo, Arnoldo Camponovo, que se dedicó a la construcción.
Miguel en cambio se fue a vivir en Tarija, se casó con Enriqueta Toussaint, tuvo cuatro hijos, Helvecio, Rafael, Emma y Olimpia.
La obra de Miguel es particularmente notable, puesto que, fuera de acompañar a su hermano Antonio, en Tarija proyectó y construyó la Casa Dorada y el Castillo Azul (de Moisés Navajas), el Banco Nacional, el Hospital de Tarija, la casa Estensoro y otras residencias del centro urbano y el área rural.

Segunda generación
Helvecio Camponovo Toussaint, hijo de Miguel Camponovo, nació en 1892 y tomó el hábito de los franciscanos para convertirse en Fray Angélico y dedicarse totalmente a la pintura de carácter religioso. Junto al pintor italiano José Strocco pintó y decoró íntegramente la Casa Dorada, tanto en murales como en plafones, lo mismo que para la casa Colodro y muchas otras residencias de la ciudad y el campo.
Sin duda alguna, en conjunto, la obra de Helvecio-de dibujo seguro, bello y brillante en colorido-, es una de las mejores del Art Noveau de entonces. La iglesia de San Francisco y su convento conserva mucho de la obra religiosa de Fray Angélico, tanto en murales como en lienzos. Helvecio falleció en Culpina en 1958.
Por su parte, Rafael Camponovo Toussaint nació en Oruro el 24 de octubre de 1896. Como su padre, fue constructor y respetuosamente llamado “ingeniero” porque fue autodidacta. Realizó proyectos, trazados y trabajos de conservación, mejoramiento y construcción de los caminos Tarija – Villa Montes (durante la campaña de la Guerra del Chaco) Tarija – Fortín Campero, que pasaba por Bermejo, y la Ruta Panamericana Tarija – Potosí.
Para la Comisión Mixta Argentino-Boliviana, Ferrocarriles del Estado le encomendó realizar el estudio del Ferrocarril Balcarce – Tarija – El Palmar, y construyó la Terminal Rodoviaria de Tarija que actualmente es el Rectorado de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS).
Construyó la iglesia del Santuario de la Virgen Chaguaya, la iglesia de Bermejo, la capilla de Iscayachi, el Seminario Menor de Tarija y toda una variedad de residencias particulares y obras menores como alcantarillas, puentes, y muros de contención en todos los caminos de Tarija.
Por toda su obra, Rafael recibió el reconocimiento de varias instituciones como la “Medalla al Mérito” de la Honorable Alcaldía Municipal de Tarija; “Diploma de Honor y Medalla al Mérito” del Servicio Nacional de Caminos y la Condecoración de la Orden del “Mérito Civil” Gran Mariscal Santa Cruz de la Presidencia de la República. Don Rafael falleció el 12 de febrero de 1978 en Tarija.
Entretanto, su hermana Emma Camponovo Toussaint ingresó a la Orden de las hijas de Santa Ana como Sor Teresita y trabajó toda su vida como maestra de música en Tarija y en Cochabamba donde falleció. Olimpia Camponovo Toussaint se casó, no tuvo hijos y murió muy joven.

Tercera generación
De los cuatro hermanos hijos de Miguel Camponovo Pagano, solamente Rafael Camponovo Toussaint tuvo descendencia en sus dos matrimonios: Emma Camponovo Mogrovda, de René Paz, benemérito de la Patria; Ivar Camponovo Mogro, odontólogo, y Víctor Camponovo Mogro, ingeniero calculista que trabajó en prospección petrolera para Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).
Lida Camponovo Mogro fue secretaria ejecutiva, trabajó para la Fuerza Aérea Boliviana y Alejandro Camponovo Ulloa se dedicó a la aviación. Llegó a ser General de la Fuerza Aérea Boliviana y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación.
Miguel Camponovo Ulloa es ingeniero civil. José Camponovo Ulloa, arquitecto, fundador del Colegio de Arquitectos de Tarija, pas-presidente electo y reelecto del mismo, creó la Empresa Constructora “Camponovo” que es de su propiedad.
Por otro lado, Hugo Camponovo Ulloa, ingeniero civil y pas-presidente de la Cámara de la Construcción de Tarija fue copropietario de la Constructora del Guadalquivir.
La siguiente generación ya se fue difuminando cada una con sus propias historias familiares, los hijos de Emma: Eduardo, Gonzalo y Marcelo Paz Camponovo; los de Ivar: Patricia, Gina, Roxana y Paolo Camponovo Ascarrunz; los de Víctor: Gonzalo, Ramiro, Araceli, Femando y Silvia Camponovo Hurtado: y la hija de Lida: Cecilia Flores Camponovo.
Los Hijos de Alejandro son Alex y Giovanni Camponovo Vera, los de Miguel, primero que lleva su nombre, luego Javier y Lorena Camponovo Castellanos. Los hijos de José son José Néstor, Ana Claudia y Rafael Camponovo Márquez. Y las hijas de Hugo son Andrea, Alejandra y Luciana Camponovo Gemio.
De esta cuarta generación nació José Néstor quien siguió la carrera de sus predecesores y es arquitecto. También Alejandra, una de las hijas de Hugo se dedica a la arquitectura y Andrea, a pesar de ser ingeniera comercial es una reconocida actriz tarijeña.

La titánica tarea
de Camponovo
Don Rafael Camponovo Toussaint se puso en los hombros la incansable y titánica tarea de vertebrar Tarija a través de obras camineras, venció dificultades y escribió una página en la historia de Tarija. El geólogo y escritor José Paz Garzón rescata su memoria del mar del olvido a través de un libro.
Camponovo Toussaint fue un hombre probo que vivió en una época en la que su labor se cumplía en territorios agrestes, a punta de soga y brújula, a lomo de acémila en la búsqueda de la interconexión caminera. Toda su dedicación y experiencia la volcó como proyectista y constructor de vitales obras en todo el territorio tarijeño y sur de Bolivia.
En su ardua labor de campo tuvo el apoyo de brigadas de topógrafos, dibujantes, alarifes, capataces, ayudantes, peones, soldados y contó con mulas de carga, caballos, instrumentos, equipos de precisión lámparas y otros utensilios útiles de campaña.
A partir de los informes y memorias de Camponovo, Paz Garzón aborda de forma didáctica, sencilla y clara una relación histórica, económica y legislativa que significó construir esos caminos en la que estuvieron vinculados presidentes de Bolivia, diputados tarijeños y otros actores que contribuyeron al desarrollo vial de la región.
Entre sus obras destacan su participación en la construcción de los tramos Tarija – Sama – Tajzara – Tojo – Villazón. En el camino a Fortín Campero con el trazado Guayabillas – Emborozú, Nogalitos – Las Pavas, San Telmo – Bermejo y la construcción de los puentes Orozas y Campanario.
En el camino Tarija – Villa Montes fue inspector de obras hasta su inauguración (1930). Estudió las variantes Canaletas – Entre Ríos por quebrada El Tambo y Abra de Suaruro a Cañadas, evitando la cuesta de San Simón y acortó 60 km.
Fue Jefe de brigada de los estudios del camino Padcaya -Camacho – Rosario con empalme a Yunchará, que acorta 100 km el recorrido a Villazón, para evitar así la cuesta de Sama, y también del trazado preliminar Tarija – Camargo, parte de la ruta Panamericana a cargo de la Comisión Internacional de Conexión Vial Argentino – Boliviana,
Estudió el camino Sama – Paicho – Culpina que reduce 100 kilómetros con respecto al de San Pedro por Camargo, el trazado por el camino Tupiza – Nazareno para complementación del camino a Villazón.
En cuanto a sus obras civiles, destacan la construcción de la bodega de la finca La Angostura (1915), la refacción del antiguo Colegio Nacional San Luis y Teatro Bernardo Trigo de Tarija (1918), la construcción de la cúpula del Palacio Legislativo y del pedestal de granito del Monumento al Libertador Bolívar en la ciudad de La Paz junto al ingeniero belga Arturo Van den Berghe (1925).
Además realizó la construcción de los templos de Chaguaya, Bermejo y el Seminario menor a solicitud del obispo Juan Nicolai Tesi y bajo la gestión edil de Isaac Attie. También construyó el edificio del Aeropuerto de Tarija (1969).
Propuso el Anteproyecto para el trazado del ferrocarril Balcarce – Tarija – Yacuiba, longitud 400 km (1954-1960) para conectar la línea ferroviaria La Paz – Villazón con la de Yacuiba Santa Cruz, realizó el estudio del sistema de agua potable de Padcaya (1964), el levantamiento topográfico de cien hectáreas para cultivo de caña de azúcar en arrozales y plano para el edificio del Ingenio Azucarero en Bermejo (1965).
También elaboró los estudios de construcción de una represa en el río Camblaya para una planta hidroeléctrica y el proyecto de construcción de un dique en el río Honduras. Fue Jefe de Vialidad y de Obras Públicas de Tarija.

Rafael Camponovo y un fragmento de su vida

Don Rafael Camponovo Toussaint nació el 24 de octubre de 1896 en Oruro, llegó a Tarija en 1898. Sus padres fueron el arquitecto Miguel Camponovo Pagano y su madre Enriqueta Toussaint, de Italia y Suiza. Realizó estudios en el Colegio Santa Ana de Tarija y, en las ciudades de Orán y Resistencia, Argentina.
Se casó por primera vez con Gertrudis Mogro y de esta unión nacieron Emma, Ivar, Lida y Víctor Hugo. En su segundo matrimonio con Irma Ulloa, tuvo a Alejandro (general de aviación); Miguel (ingeniero civil que vive en Salta), José (arquitecto) y Hugo (ingeniero civil). Falleció en Tarija el 12 de febrero de 1978.
Los hermanos Camponovo Pagano, Miguel (padre de Don Rafael) y Antonio, arquitectos de profesión, entre los años 1870 y 1920, proyectaron y dirigieron con excepcional calidad artística la construcción de importantes obras en Bolivia como la Catedral y el Palacio Legislativo en la ciudad de La Paz, el Castillo de la Glorieta y la Casa quinta el Gereo en Sucre, el edificio del Banco Nacional y la Casa Dorada, en Tarija.
Recibió las condecoraciones: Al Mérito Civil “Gran Mariscal Santa Cruz”, Grado de Gran Oficial del Presidente de Bolivia, Gral. Hugo Bánzer Suárez. Medalla de Oro, Presea impuesta con justicia por el Servicio Nacional de Caminos, de manos del ingeniero Alfonso Balderrama y la Medalla de Oro al Mérito, por la Alcaldía Municipal de Tarija.