Fracasa unidad opositora y el MAS tiene dos binomios

La jornada prometía emociones, pero no las que finalmente se desencadenaron. La inscripción en los partidos y alianzas de los binomios concursantes en las Elecciones Primarias de 2019 resultó ser un anticipo de lo que se acostumbraba a ver tres meses antes de la fecha fijada para las Elecciones Generales, pues ninguno registró más de una alternativa salvo una excepción, la más inesperada: Los militantes del Movimiento Al Socialismo tendrán la posibilidad de optar por dos opciones si el TSE autoriza las postulaciones.

La inscripción de candidatos supuso también la constatación de otro fracaso: todos los opositores habían apelado a la unidad para hacer frente al Movimiento Al Socialismo, pero desde 2009 no se presentaban tantas alternativas para optar al poder. En total son nueve binomios (más Quispe y Calle) en nueve partidos en disputa consigo mismo por “lograr” la nominación y empezar entonces la campaña electoral más larga de los últimos años, si es que en algún momento se suspendió desde 2014.

Las sorpresas
Si es que existiera un ránking de sorpresas, la primera, a tenor de las reacciones en las redes sociales, fue la de la inscripción de dos binomios en el Movimiento Al Socialismo. La de Evo Morales y Álvaro García Linera estaba cantada luego de haber recabado todos los apoyos de su entorno social y aunque sea el Tribunal Electoral quien finalmente deba decidir su habilitación, por otro lado ya determinada por el Tribunal Constitucional; pero pocos esperaban que Rafael Quispe llevara su “broma” hasta el final y lograra la inscripción correcta ante el TSE.

Una semana antes se acordó (sic) de que era militante, lo que le ha valido para buscar una acompañante – Juana Calle – y hacer valer sus derechos. No parece probable que vaya a ganar, pero lo que es seguro es que utilizará todos los recursos dispuestos por la Ley de Partidos para hacer escuchar su voz.

La segunda gran sorpresa la dio Samuel Doria Medina, quien a media tarde anunció que se apeaba de la carrera electoral como persona – opción que ya había barajado un día antes – pero que además intentaría romper la alianza con Demócratas, conformada solo dos semanas antes bajo el nombre de “Bolivia Dijo No”, privando así a otros de sus militantes de buscar la nominación.

Los Demócratas de Rubén Costas amagaron hasta las 18.00 horas para tomar sus decisiones, aunque desde el día de antes venían presionando a Doria Medina para que declinara postulación; el propio Ernesto Suárez llegó a tildar de “cobarde” la posición de Doria Medina al retirarse en lugar de concurrir a una Primaria pura.

Finalmente presentaron una dupla conformada por el cruceño Óscar Ortíz como candidato a Presidente y el potosino Edwin Rodríguez como aspirante a la vicepresidencia; ninguno de los dos son nuevos en política, aunque ninguno de los dos había medido nunca nada en las encuestas nacionales.

Hay analistas que interpretan que Demócratas estaría más interesado en lograr una bancada cruceña fuerte en previsión a lo que pueda suceder en 2020 en Santa Cruz – bastión del partido – y que pueda dar mayorías en la Asamblea Plurinacional a partir de 2019. Por otro lado, este movimiento dejó en el molde a varios de los actores políticos tarijeños, que rechazando la opción de Mesa buscaron cobijo en las faldas de Doria Medina.

Los “outsider”
Además de los “tres grandes”, seis binomios más han inscrito sus nombres en el Tribunal Supremo Electoral para concursar en las Primarias, eso sí, cada uno en un partido y contra nadie. Los cuatro tienen intención de ocupar un espacio de “outsider” al estilo Donald Trump, López Obrador o el mismísimo Jair Bolsonaro, presentándose como “aire fresco” a pesar de lo que cargan en sus espaldas.

De todos, quien mejor asume el rol es Víctor Hugo Cárdenas, indígena aymara y vicepresidente en el primer gobierno de Sánchez de Lozada, que lejos de haber renegado de sus postulados, ha profundizado en el ala liberal económica y conservador en lo moral.

Como complemento ha elegido a Humberto Peinado, pastor evangélico, para apuntalar un discurso que tendrá sus simpatizantes y que puede crecer en función de la deriva económica. Ambos se presentan por UCS, un partido histórico aunque evidentemente, no tanto como el MNR.

El octogenario partido rosado finalmente ha encomendado su supervivencia política al tarijeño Virginio Lema, mirista y director del diario El Chaqueño, quien concurre junto a katarista Fernando Untoja. Lema, con larga trayectoria a sus espaldas, creó una fundación a raíz del incendio de Sama de 2017 e incluso organizó una Teletón nacional para reunir fondos. Con la proyección conseguida organizó un Congreso de Comunicación Política en octubre donde ya anunció su intención de concursar en las Presidenciales.

También presentó candidatura el Gobernador de La Paz Félix Patzi junto a Lucía Mendieta. El partido Tercer Sistema tiene un carácter aymara profundamente marcado, sin embargo, Patzi intenta abrir sus opciones para acercar a otros militantes. Las encuestas nunca han sido favorables a Patzi en el nivel nacional, pero puede llegar a acercar a su causa a los descontentos del indigenismo en el MAS.

También PAN BOL acabó presentando candidatos, concretamente a Ruth Nina – conocida por su activismo como mujer de policía – como candidata a la Presidencia y el exfiscal alteño Leopoldo Chui como candidato a la Vicepresidencia.

Por su parte, el Partido Demócrata Cristiano, donde se habían anunciado las candidaturas de Norma Piérola por un lado y del expresidente Jaime Paz Zamora por otro, solo logró inscribir el binomio de Paz Zamora y Paola Barriga a pesar de que la diputada Piérola intentó impedir su inscripción en puertas del Tribunal.

Por último, poco antes de la media noche el Frente Para la Victoria (FPV), encabezado por Israel Franklin Rodríguez junto a Ariel Alberto Hurtado acudieron al TSE para cerrar la etapa de anotación. Así también, en últimas horas Acción Democrática Nacionalista presentó un binomio, sin embargo el TSE nunca indicó que este partido estuviera habilitado para participar de estas elecciones.