Fernández: la primera deuda es con el pueblo

La primera deuda que tenemos es con el pueblo, sostuvo ayer aquí el presidente argentino, Alberto Fernández, al dejar inaugurado un nuevo espacio en la Universidad de Hurlingham, donde una vez más defendió la educación pública.

Firme y consecuente con lo que prometió al asumir el cargo, hace poco más de dos meses, -darle prioridad también a la educación- el mandatario dejó abierto un sector de esa casa de altos estudios de la localidad bonaerense y en su discurso insistió en potencia una educación que hizo grande y distinta a Argentina en América Latina.

En clara referencia a la deuda externa pendiente, entre ellas los 44 mil millones de dólares que se le debe al Fondo Monetario Internacional, Fernández resaltó que la deuda no se arregla quitándole derechos al pueblo, todo lo contrario ‘dándole más derechos para que el pueblo viva mejor, se eduque y pueda crecer’, dijo. Acompañado por el intendente de la localidad, Juan Zabaleta y los ministros de Educación, Nicolás Trotta, y del Interior, Eduardo Wado de Pedro, el mandatario insistió en que cuando se le da a la gente las oportunidades, pueden estudiar y ser mejores.

Cuando veo que la educación pública se expande y el estado promueve edificios como este, abre aulas y laboratorios, digo que la Argentina está siendo un poquito mejor. ‘Se acuerdan que yo decía que íbamos a volver para ser mejores, hoy estamos siendo mejores llevando más educación pública, sostuvo el Jefe de Estado.

Señaló que todo este un proceso no tiene que ver solo con él, sino que empezó con el fallecido expresidente Néstor Kirchner. Pensamos que si los chicos no podían llegar a las universidades teníamos que llevar las universidades a los chicos.