Estudio definirá medidas frente al cambio climático

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina- en colaboración con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), presentó el proyecto “Índice de vulnerabilidad y adaptación al Cambio Climático en la ciudad de Tarija”, que permitirá identificar y diseñar medidas concretas de adaptación. Este análisis de vulnerabilidad y riesgo climático se hace por zonas, de tal manera que incida en un aumento de la capacidad de resiliencia de la urbe tarijeña ante eventos extremos de cambio y variabilidad climática.

Durante la presentación de la iniciativa, María Carolina Torres, ejecutiva de la Dirección de Sostenibilidad, Inclusión y Cambio Climático de CAF, recalcó que el estudio beneficiará a Tarija analizando la vulnerabilidad de la ciudad y priorizando medidas concretas de adaptación y su impacto directo sobre la población, la economía y el medio ambiente. Aseguró, además, que este tipo de estudios incrementan las posibilidades de acceder a recursos internacionales enmarcados en el financiamiento climático, generando un favorable contexto de competitividad y crecimiento para la ciudad.

Mariela Sarmiento, encargada de proyectos de la AFD, recalcó que, con la apertura de sus oficinas en Bolivia en 2015, la Agencia Francesa de Desarrollo reafirma su presencia en América Latina, en la continuidad de la política francesa de desarrollo y solidaridad.

La nueva estrategia de la AFD para el período 2018-2022 se basa en una visión, la de un mundo en común, es decir, un mundo más justo y sostenible para todos, dando lugar a compromisos estructurales: 100% acuerdo de París, 100% vínculo social y un desarrollo en 3D (Defensa, Diplomacia y Desarrollo).

Dado el contexto mencionado previamente, el proyecto “Índice de vulnerabilidad y adaptación al cambio climático en la ciudad de Tarija” permitirá encontrar soluciones factibles frente al cambio climático y la sociedad. Pudiendo así, anticipar y crear mecanismos de respuesta rápida frente a alguna catástrofe.

El análisis de la vulnerabilidad por zonas constará de varias fases para lograr resultados más profundos. En primer lugar, se realizará una investigación bibliográfica y de terreno, contactando a los actores del sector público, privado y académico, con el objetivo de identificar estudios, diagnósticos de vulnerabilidad, proyecciones climáticas, planes de acción y demás resultados obtenidos en programas que hayan sido realizados en los últimos años.

A partir de los resultados obtenidos, se determinará el alcance de la consultoría en términos de definir la metodología que deberá ser utilizada para realizar una caracterización detallada de la vulnerabilidad actual y futura por zonas, que contenga las dimensiones social, económica, territorial y ambiental de la ciudad de Tarija.

Este estudio permitirá alcanzar un mejor entendimiento de los riesgos que enfrenta la capital chapaca ante un desastre natural en el marco del cambio climático. Asimismo, facilitará la adecuada planeación para contrarrestar el efecto de la variabilidad climática y prevenir cualquier tipo de catástrofe.

Luego, se procederá a revisar y cotejar los estudios y experiencias de otros profesionales con los resultados obtenidos para validar y complementar la información obtenida. Finalmente, se desarrollará dos propuestas en formato de Concept Note del Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés), que incluirán medidas de adaptación y resiliencia climática.

 

Paz: la base de información permitirá tomar decisiones

 El alcalde municipal de Tarija, Rodrigo Paz, destacó el trabajo que se viene realizando entre CAF y la cooperación francesa, ya que la gestión pasada se realizó un estudio de huella hídrica el cual permitió identificar que el lado derecho del río Guadalquivir era el lado que se encontraba más contaminado, es así que se determinó iniciar la construcción de la planta de tratamiento para solucionar este problema.

El Burgomaestre explicó que, a través del análisis de vulnerabilidad y riesgo climático en la ciudad de Tarija, se pretende generar una base de información para tomar decisiones técnicas basadas en estudios científicos sobre el cambio climático, generar una base de información sobre toma de decisiones para políticas públicas.

“Este trabajo irá vinculado a nivel nacional, ya que los Estados tienen que coordinar con las regiones con políticas públicas para este cambio climático, que ahora es más que evidente, ya no se puede negar, con lo acontecido con la Chiquitanía, hay cambios que se están dando en Bolivia por el mal uso de políticas públicas, la deforestación y estos impactos causan efectos”, indicó.

Esta iniciativa se realiza en el marco del proyecto LAIF (Facilidad de Inversión para América Latina de la Unión Europea), desarrollado por CAF y AFD, que tiene por objetivo la promoción de un desarrollo sostenible reducido en carbono y resistente al cambio climático en las ciudades de la región. La iniciativa también pretende integrar más eficientemente la problemática del clima en el proceso de financiación de proyectos y la sensibilización de los gobiernos locales sobre aspectos del cambio climático, así como la identificación y posterior respaldo de proyectos urbanos que produzcan co-beneficios climáticos en los países de la región.