EEUU: acuerdan pagar $us 800 MM a víctimas de tiroteo

Sobrevivientes y familiares de las víctimas mortales del mayor tiroteo en la historia moderna de Estados Unidos podrían recibir hasta 800 millones de dólares, informó ayer la compañía MGM Resorts International.

La empresa opera el Mandalay Bay Resort and Casino, el hotel desde cuyo piso 32 un hombre de 64 años identificado como Stephen Paddock realizó más de mil disparos el 1 de octubre de 2017 contra las 22 mil personas que asistieron al concierto final del festival de música country Route 91 Harvest, celebrado en Las Vegas, Nevada.

A raíz de esa masacre, en la cual fueron asesinadas 58 personas y más de 500 resultaron heridas, se presentaron cientos de demandas contra la compañía al considerar que MGM fue negligente por no monitorear de forma adecuada quién entraba y salía del edificio, y por permitir que Paddock llevara un arsenal de armas y varios miles de cartuchos.

La firma acordó ahora con los abogados de las víctimas y los familiares de los fallecidos pagarles de 735 a 800 millones de dólares, en dependencia del número de personas que elijan participar en el acuerdo, el cual los letrados esperan completar a finales de 2020.

Sin embargo, MGM dijo en un comunicado que lo convenido no es una admisión de responsabilidad en el tiroteo.

‘Nuestro objetivo siempre ha sido resolver estos asuntos para que nuestra comunidad, las víctimas y sus familias puedan avanzar en el proceso de sanación’, dijo Jim Murren, presidente de la empresa.

Por su parte, Robert Eglet, abogado principal de los demandantes, manifestó que el acuerdo marca un hito en el proceso de recuperación. ‘Si bien nada podrá traer de vuelta las vidas perdidas o deshacer los horrores que tantos sufrieron ese día, proporcionará una compensación justa para miles de víctimas y sus familias’, apuntó.

MGM Resorts es un valioso miembro de la comunidad de Las Vegas y este acuerdo representan una buena ciudadanía corporativa por su parte. Creemos que los términos de este acuerdo constituyen el mejor resultado para nuestros clientes, añadió el letrado.

Previo a este desenlace, a mediados de 2018 la empresa respondió con una criticada y agresiva estrategia legal a los reclamos presentados por los heridos y familiares de las víctimas mortales.

La compañía interpuso en julio de ese año una demanda contra más de mil personas que ya habían presentado casos en su contra o habían indicado su intención de interponer reclamaciones, con el fin de no ser considerada responsable de la tragedia.

Hace dos días, con motivo del segundo aniversario de la masacre, se efectuaron en Las Vegas diferentes eventos en recordación de las víctimas, en tanto el miércoles dos organizaciones defensoras del control de armas realizaron en esa ciudad un foro sobre la violencia armada con la participación de nueve aspirantes presidenciales demócratas.