Cuelgan de un puente a la estatua de Chavez

A pocas horas de que comenzaran las multitudinarias marchas del 23 de enero en Venezuela, un grupo de manifestantes, opositores al gobierno de Nicolás Maduro, quemó una estatua del ex presidente Hugo Chávez Frías en San Félix, estado de Bolívar.

Las imágenes del monumento en llamas del ex gobernante fueron difundidas en redes sociales. Algunos usuarios “celebraron” la acción de los protestantes calificando el hecho como el “signo de la caída del chavismo”.

Según medios venezolanos, las protestas y los conocidos cacerolazos contra Maduro se extendieron también a los estados Guárico, Mérida, Sucre, Anzoátegui, Carabobo, Aragua y Vargas.

En Cotiza, donde el pasado lunes se presentó un levantamiento de un pequeño grupo de uniformados contra el mandatario, también se registraron protestas.

En Caracas, entre tanto, se produjeron cerca de dos decenas de protestas de este tipo, aunque no se reportaron actos vandálicos. Algunas de las manifestaciones se extendieron hasta la madrugada del miércoles, día en el que la ciudadanía está convocada a las calles tanto por la oposición como por el oficialismo.

Todas estas expresiones son en rechazo al régimen ocurren en la víspera de una manifestación nacional convocada por la oposición, 24 estados , para señalar al dictador  Nicolás Maduro como “usurpador del poder”.