Con cifras negativas, en Bermejo concluyó la zafra

El viernes 29 de noviembre concluyó la zafra azucarera en el municipio fronterizo de Bermejo, y como era de esperarse los números de producción son negativos. Esto debido a los conflictos que se registraron en Industrias Agrícolas de Bermejo (Iabsa), lo que demoraron el inicio de la molienda de caña de azúcar.

Y es que el inicio de a zafra y el procesamiento de la materia prima estaba programada, inicialmente para julio de 2019, sin embargo, por un paro de trabajadores y la toma del ingenio dichos trabajos iniciaron recién a mediados de septiembre.

Los datos preliminares, según Fides Bermejo, indican que se procesaron 190 mil toneladas de caña, que dio lugar a una producción de 380 mil costales de azúcar.

Los paros laborales dificultaron el inicio de la zafra en el mes de julio, lo que dio lugar a comenzar la molienda recién a mediados de septiembre.

A pesar de la crítica situación económica de esta empresa, se busca recuperar mercados potenciales como el de Potosí, Sucre y La Paz, según expresó Jhaneth Vidaurre, miembro del directorio de Iabsa.

Además, se solicitará al gobierno un plan de lucha contra el contrabando, debido a que azúcar de Argentina y Perú han inundado el país, pero además es camuflada y reembolsada en costales con el logotipo de Bermejo. Un hecho que la Intendencia Municipal de Tarija calificó como ilegal.

El precio del costal de azúcar en Bermejo es de 150 bolivianos, un costo que los productores consideran adecuado para poder competir con la «mega producción» de Santa Cruz. Sin embargo, este precio no es rentable para los cañeros e industriales de Bermejo.

Pese a ello, esperan en próximos días reunirse con los ingenios cruceños para tratar el tema de precios y otros pedidos al Estado.

Cabe recordar que el contrato firmado entre los cañeros y los ejecutivos del Ingenio establecía la molienda de 400.000 toneladas de caña de azúcar, pero con la toma de la planta los productores ya preveían que solo se molería la mitad de la producción acordada. Sin embargo, la molienda fue menor de la prevista. En sus mejores años, Iabsa llegó a procesar hasta más de 600.000 toneladas de caña.

Nuevo ingenio

Con la actual coyuntura política, surge la duda sobre qué pasará con la promesa de un nuevo ingenio azucarero en Bermejo. Un tema que estuvo presente en la campaña del Movimiento al Socialismo (MAS).

Pero no es reciente. Ya en 2017 la Federación de Cañeros del Sur (Fecasur), la Federación de Productores Cañeros de Bermejo (Feprocab) y los Productores Cañeros Independientes de Bermejo (Procib) determinaron ceder 1.200 hectáreas, una hectárea por socio, para la construcción del nuevo ingenio. Con ello se buscaba solucionar de manera definitiva los problemas que genera la irregularidad de la zafra en el municipio de Bermejo.

Y aunque el Gobierno de Evo Morales desahució esa posibilidad, dejó abierta la intención de apoyar esa iniciativa de los productores cañeros.