Campesinos mantienen su huelga en la plaza al no tener respuestas

Los campesinos de Cercado mantienen su huelga hambre en la plaza Luis de Fuentes y Vargas, hoy suman seis días. La medida obedece al incumplimiento de compromisos por parte de la Gobernación de Tarija y del Gobierno municipal de la ciudad capital.  A la fecha no hubo un acercamiento para dar solución a este conflicto.

El anterior mes este sector protagonizó una marcha para reclamar el cumplimiento asumido por las autoridades en anteriores años. Es así que después, a inicios de la pasada semana, iniciaron una vigilia para que los dos niveles de gobierno garanticen recursos para concretar proyectos en favor de la población rural. Como no hubo una respuesta favorable, 19 personas iniciaron una huelga de hambre, de las cuales, cuatro ya fueron dadas de baja hasta el 6 de octubre.

El ejecutivo de la Central de Campesinos, Daniel Flores, dijo que solicitó que se agilicen las reuniones con las autoridades, incluso con intermediarios, pero no se generó un ambiente de diálogo.

“No hubo la voluntad del Alcalde ni del Gobernador de recibirnos, no se acercaron. Hay declaraciones por parte de los ejecutivos que no corresponden a la verdad, porque no nos convocaron. El tema es dialogar-comentó el dirigente- Hay una demanda enmarcada en acuerdos firmados: en abril se hicieron los documentos, pero no se cumplieron. Se vencieron todos los plazos y ahora que digan que van atender el 2020 no es creíble, porque ellos no pueden decidir qué pasará en la otra gestión, cuando sabemos que hay elecciones para nuevas autoridades el 2020”.

Según Flores, la Alcaldía tiene pendiente 37 proyectos de agua potable y para riego que deben ejecutar con contrapartes de la Gobernación y el Gobierno nacional, pero son las autoridades locales las que deben presentar esas iniciativas y hacerlas aprobar en el Ministerio de Medioambiente y Agua. Además de caminos comunales.

En cuanto a la Gobernación, dijo que debe desembolsar recursos para el puente de Calderillas, obra que se encuentra paralizada. También está pendiente el recapamiento del asfaltado Tarija San Andrés, asfaltado Bella Vista-Miscas Calderas, defensivos en el río San Pedro de Sola y en la cuenca de Santa Ana. La electrificación también tenía que hacerse.

Los reclamos datan desde que iniciaron las autoridades su gestión, pero el 2018 se firmaron compromisos. “Esperamos que los mediadores, como la Defensoría del Pueblo, hagan respetar los derechos de la ciudadanía, porque como sector no levantaremos las medidas hasta que veamos las transferencias de recursos para los proyectos que demandamos”, recalcó.

Por su parte, el jefe técnico de la Sub Alcaldía de Cercado, Gonzalo de Los Ríos, explicó a los medios de comunicación que enviaron siete proyectos corregidos a La Paz para su aprobación, por ello pidió al sector campesino suspender las medidas de presión para empezar el dialogo.

El funcionario recordó que el 24 de septiembre ese sector envió una nota al Alcalde para solicitarle una reunión para el 30 de septiembre, pero en la misma carta existía un voto resolutivo donde dicen que esa misma fecha iniciarían las movilizaciones.

 

Gobernación cree que la huelga es política

Para el secretario de Gobernabilidad de la Gobernación de Tarija, Richard Flores, la medida que tomó el sector campesino de Cercado, como vigilia y huelga de hambre, obedecen a acciones políticas para el beneficio de los dirigentes, porque el ejecutivo departamental está en proceso de cumplimiento de los pactos acordados con las comunidades. Además, porque asistieron a la reunión establecida, pero el sector movilizado se rehúsa a llegar a un acuerdo.