¿Son buenas las sopas instantáneas?

Un producto que de a poco se introduce en la dieta local

Camilo Andrade  Nutricionista

El consumo habitual de sopas instantáneas puede provocar obesidad, hipertensión y elevación del azúcar en sangre. También aumenta los niveles de calorías y grasas malas. Los fideos o la sopa instantánea son una comida rápida que se ha popularizado mucho en los últimos años. Representa una opción fácil y económica para aquellas personas que tienen el tiempo justo para cocinar.

A tomar en cuenta
Los fideos de la sopa instantánea permanecen intactos en el estómago hasta dos horas después de llegar a este órgano vital. Este tiempo representa mucho más del que puede llegar a tardar otros tipos de fideos caseros. De este hallazgo se derivaron varias preocupaciones debido al impacto que puede tener su mala digestión.
Un reciente estudio publicado en el Journal of Nutrition pudo determinar que las mujeres que consumían más sopas de fideos instantáneos tenían un mayor riesgo de tener el síndrome metabólico. Esto puede derivar en trastornos graves como la obesidad, hipertensión arterial, elevación de azúcar en la sangre, triglicéridos y bajos niveles de colesterol bueno HDL.
Para eliminar por completo los alimentos procesados de la dieta, lo mejor es planear el menú con anticipación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.