Fabricio Fuentes: “Este Rally Dakar fue especial y me emocionó porque no fue fácil estar”

Fabricio y la medalla al llegar

Pasado el Dakar 2019, conversamos a profundidad con el piloto de motos tarijeño Fabricio Fuentes sobre su sexta participación en el rally más duro del mundo. Enfocó su emoción por haber terminado en dos factores, uno el haber vencido la lesión de la versión del año pasado y segundo haber asumido el reto económico con el esfuerzo propio.

El villamontino que terminó 39 en la general del certamen que se llevó adelante la primera mitad de enero en Perú, también tocó pormenores de lo que fue la carrera, las virtudes que tuvo gracias a la experiencia de otras ediciones y los errores que no se perdona, como el de haber salido una etapa sin el tanque lleno de gasolina.

Entre otros temas destacó la participación de Daniel Nosiglia quedando en el Top Diez, el próximo Dakar con el mes de abril como tope para saber si vuelve a tener una nueva experiencia en esta carrera y un mensaje hacia las personas sobre que las pasiones son las impulsoras a romper límites.

LO QUE DIJO FABRICIO

EVALUACIÓN

“Nos habíamos formulado un proyecto en la primera parte del año pasado y el objetivo era ir viendo el resultado, la verdad que las cosas se fueron dando y estoy muy agradecido con Dios, el pueblo y orgulloso de poder haber representado en el Dakar a Tarija, mi Gran Chaco y flamear la tricolor en la rampla de ingreso”.

“Fue un momento muy emotivo cuando me entregaron la medalla porque era un gran desafío para mí, se me llenaron de lágrimas los ojos en ese momento por lo que pasé, uno vencer la lesión y el otro haber encarado con muy poco apoyo, este Dakar me costó bastante, fue con bolsillo propio, si bien hubo intercambios con mucha importancia, el monto total era alto y corrió por cuenta propia. Participar de un Dakar cuesta mucho dinero”.

“Hubo un momento donde casi dejo todo, me llegó una deuda de la anterior competencia que yo no sabía y que la organización me decía que si no la cancelaba no podía participar, la pase muy mal y pensé que todo se me venía al suelo, pero pudimos hacer el plan de pagos y ser de la partida contra viento y marea”.

“Estoy contento también por haber sido un referente, por haber mandado el mensaje de que se puede mientras uno siga y apueste a su pasión”.

DAKAR CORTO, PERO EXIGENTE

“Terminamos un duro Dakar con mucha navegación, desierto y exigente en lo físico y a eso se suma de la forma en la que llegaba. Fue exigente por muchos factores, tanto la geografía con las especiales como el nivel de los competidores. Muchos decían tienes que correr este Dakar, es más fácil, pero la diferencia termino siendo los enlaces de tramo a tramo, ahora fueron más cortos, pero las especiales siguieron siendo igual de duras, la versión del año pasado fueron 10.000 kilómetros y es 5.000, pero de competencia igual de complicado”.

VIRTUDES Y DEFECTOS

“La experiencia me ayudó para muchas cosas en la competencia, es algo importante para no cometer errores que antes uno podía haber cometido. En ese sentido tenía una ventaja, pero este tipo de carreras tienen también imprevistos, me pasó algo que no me puede pasar, que es no haberle cargado en una etapa gasolina al tanque de atrás, es un error que no me lo perdono porque perdí varias horas quedándome en medio de la etapa parado parado para poder solucionar el problema.

Lo que si nunca pasó por mi cabeza dejar la carrera, si tenía que llegar empujando lo iba a hacer. La fe mueve montañas y soy un agradecido a Dios por terminar el Dakar y llegar a la rampla que tenía como objetivo, no hay palabras para describir ese momento, es más en un momento cuando me preguntaban me salió un grito chaqueño, mostrando mi orgullo por el lugar de donde vengo y por la alegría que refleja esa acción”.

COMPETITIVIDAD

“La verdad que este Dakar fue muy competitivo, estamos hablando de 30 pilotos top donde cualquiera pro podía quedarse con una etapa o hacer una buena carrera. En motos el desarrollo de la máquina tiene mucho que ver, por ejemplo estoy en una categoría amateur, mi moto es fabricada en series, versus motos que son hechas para exclusivas para la competencia y llegar a otro tipo de velocidades y capacidades, es por eso que hay que dividir estos dos lotes de corredores y mi objetivo era estar entre los 20 mejores, no se pudo pero estoy satisfecho ya que en la última etapa pude llegar a la colocación 23 y ser 39 en la general, algo bueno tomando en cuenta contra quienes competía, fuimos de menos a más y pudimos concluir la carrera”.

“En esta competitividad de la que hablamos un claro ejemplo fue Daniel Nosiglia, salió segundo en una etapa y luego top diez de la carrera total, es algo que ningún boliviano lo había hecho. La participación de Daniel me enorgullece como boliviano, es un chico que se esforzó mucho y que a base de esfuerzo tiene muchas condiciones técnicas y físicas, lo aplaudo de gran manera”.

¿ÚLTIMO DAKAR EN SUDAMÉRICA?

“El Dakar es un negocio, tiene que ser favorable para ambas partes, tanto para el organizador como para el que participa, pienso que la organización se está abriendo a evaluar alternativas en Europa o África, ellos verán donde pueden generar más recursos y ahí lo realizarán, esto es privado, pertenece a ASO y son ellos los que terminarán determinando donde producirán la próxima versión”.

¿HAY FABRICIO PARA RATO?

“En el motociclismo sí, tengo varios proyectos que quiero seguir consolidando y es algo que no dejaré nunca. Ahora bien, en el Dakar la parte económica me frena mucho, las ganas están, pero es muy complicado por el poco apoyo que existe a este deporte, los gastos son altos y tampoco podemos obligar a las instituciones o empresas a que nos apoyen, eso lo decide cada institución pública o privada”.

“El poder estar en un próximo Dakar ya sea en Sudamérica, Argelia u otra región, va depender puramente de la planificación económica para llegar, luego también está tener una fecha de decisión porque se debe encarar la parte de la preparación deportiva, me puse hasta el mes de abril poder tomar una decisión”.

SUS PRIMEROS MESES

“Ahora quiero aprovechar para estar con la familia, quiero dedicarme más a ellos porque una exigencia como el Dakar demanda mucha atención y el resultado es un poco de desatención en la familia. También debo enfocarme en mi trabajo para seguir, soy una persona normal, que necesita trabajar para poder asumir sus objetivos y desafíos. A veces algunos ven a Fabricio como alguien que tiene mucha plata y la verdad no la tengo, me cuesta un montón todo como a cada persona, pero lo que si me dedico mucho para conseguir mis objetivos””.

MENSAJE

“Uno tiene una pasión y con esa pasión uno tiene que superar límites, el Dakar que ayuda a eso, a ver las cosas de esa forma, luchar contra la adversidad, pero este mensaje no es solamente aplicado al deporte, también puede ser pensado para el arte, la música o cualquier pasión que uno tenga.

Luego a las autoridades decirles que trabajen por el deporte, que no se quede solamente en que saben que el deporte es muy importante para la ciudad, sino que puedan realmente trabajar por él ya que en nuestra tierra hay gente grande en lo que hace y con mucho talento. A mí en lo personal por ejemplo la Gobernación en su tiempo me prometió un apoyo, y luego terminó siendo el cincuenta por ciento de aquí, me prometieron cosas y luego no me dieron, eso está mal y ojalá que las cosas cambien por el bien del deporte”.