Explosión causa la muerte de siete niños en Afganistán

Al menos siete niños murieron y otros 10 resultaron heridos ayer luego del explotar un proyectil de mortero en la provincia oriental afgana de Laghman, informan fuentes oficiales.

El estallido ocurrió cuando los pequeños jugaban en las afueras de sus casas en la localidad de Basrm aproximadamente a las 17:00, hora local, explicó el vocero del Gobierno provincial, Assadullah Dawlatzai, citado por la agencia de noticias Pajwok.

Los menores heridos fueron trasladados a un hospital donde permanecen en condición estable, añadió el funcionario.

Por otro lado, en la provincia occidental de Farah, hombres armados destruyeron una escuela de niñas al colocar explosivos dentro del edificio y detonarlos después.

Según Dadullah Qaane, miembro del Consejo Provincial de Farah, unas 500 jóvenes están matriculadas en esa institución, informa la cadena Tolo News.

Las estadísticas del Ministerio de Educación afgano muestran que 3,5 millones de niños están privados de la enseñanza y al menos 900 escuelas permanecen cerradas en el país centroasiático.

Organizaciones internacionales, como la ONU, han advertido sobre el aumento de víctimas civiles en conflicto afgano, en especial los niños.

Afganistán vive una situación de inestabilidad política, social y de seguridad agudizada desde la invasión en 2001 de las tropas de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN en una supuesta cruzada contra el terrorismo.

Pese a los esfuerzos recientes por lograr la paz, las diferentes partes en conflicto continúan enfrentadas en diversas regiones de la nación, e incluso, el movimiento talibán lanzó la semana pasado su ofensiva de primavera.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, lamentó lo sucedido y pidió evitar propagar el conflicto afgano.