Erdogan y Putin pactan fin de la ofensiva turca en Siria

El operativo de Ankara ‘Fuente de paz’ —lanzado el 9 de octubre en el norte de Siria para “destruir el corredor del terror” en la frontera con Turquía y “traer la paz a la región”— se está acabando y el ritmo de este proceso dependerá de la retirada de las fuerzas kurdas de la zona, ha declarado ante los periodistas este martes el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

“[La operación militar turca] se está acabando, y todo dependerá de cómo se implementen los acuerdos, incluida la retirada del equipamiento militar y de las unidades de las fuerzas kurdas en cuestión”, ha declarado.

El ministro ha hecho este comentario en relación con los resultados de las negociaciones entre el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, que se celebraron este martes en la ciudad rusa de Sochi.

Lavrov ha subrayado que los acuerdos alcanzados en el marco de este encuentro aseguran el cese del derramamiento de sangre en el noreste de Siria, así como “el cese de la operación, que provoca una reacción tan controvertida en el mundo”. Además, ha señalado que ahora se reanudará la participación de los guardias fronterizos sirios en el patrullaje de la frontera con Turquía.

“Esto es de lo que hemos hablado durante mucho tiempo y enfatizado: que una solución al problema de los kurdos y sus aspiraciones es imposible sin que la República Árabe Siria y su gobierno legítimo recupere el control de toda la frontera”, ha indicado Lavrov.

Los puntos del acuerdo

Entre las medidas pactadas sobresalen las siguientes:

-El “compromiso de preservar la unidad política y territorial” de Siria

-El deber de garantizar “la seguridad nacional de Turquía”

-La necesidad de “luchar contra el terrorismo en todas sus formas”

-La obligación de contrarrestar las “tendencias separatistas” en el territorio sirio

Otros de los puntos manifestados en un memorando de entendimiento entre las partes tienen que ver con la actual operación militar turca ‘Fuente de paz’ en el norte de Siria, que había sido pausada tras un acuerdo con el país norteamericano que ha expirado este martes.