El cáncer se lleva otra vida y el miedo crece entre los pacientes

Hasta la fecha, con Gabriel suman a 21 los fallecidos por cáncer en el Hospital de Clínicas.

La desesperación y dolor de los enfermos con cáncer del Hospital de Clínicas aumenta por falta de atención, y la víspera sumó un fallecido más, Gabriel Lucero Venegas.

Gabriel, más conocido como “Gabo”, enfrentaba su segunda batalla contra el cáncer de hígado y era un importante miembro de la Asociación de Pacientes con Cáncer del hospital miraflorino. Su participación fue vital durante las protestas que los enfermos sostuvieron en las calles por atención e infraestructura médica al Gobierno.

Su mamá, Gabriela Venegas, relató que “Gabito” era su único hijo y desde que se enteró que tenía cáncer hace 20 años, nunca dejó de luchar por su vida hasta vencer a la enfermedad, pero en los últimos años tuvo una recaída que le obligó a regresar al hospital.

“El Gabito era mi único hijo, mi vida, pero ahora ya no está conmigo. Dios se lo ha llevado. Él era muy bueno, un luchador y trabajador, pero ya no está, ya no lo tengo”, expresó.

La presidenta de la Asociación de Pacientes con Cáncer, Rosario Calle, lamentó la muerte de Gabriel y afirmó que su deceso fue por la falta de atención oportuna por la crisis que atravesó la Unidad de Radioterapia del nosocomio miraflorino que suspendió los tratamientos.

“El cáncer avanza, no espera y mucha gente ha fallecido por la falta de atención oportuna, ese fue el caso de Gabriel que ha pasado por todo el problema que se ha desatado en Radioterapia desde el año pasado (2017). Esperemos que el Gobierno de una vez solucione este tema”, dijo.

Calle agregó que desde marzo a la fecha al menos 21 personas fallecieron por la enfermedad. Indicó que los pacientes están desesperados y temerosos por sus vidas, y ahora más porque el Instituto Boliviano de Radioterapia Oncológica (IBRO) de El Alto ya no recibe a más enfermos para su tratamiento por falta de fondos de la Gobernación.

“Estamos desesperados, se ha terminado el dinero. La Gobernación ha firmado contrato por el alquiler (de Radioterapia) hasta fin de año por 800 mil bolivianos, pero nos dicen que ya no alcanza la plata”, señaló.

Detalló que de los 80 pacientes que estaban en la lista para ser atendidos en el IBRO, tras el cierre de Radioterapia del Hospital de Clínicas, solo 40 fueron atendidos, pese a que la Gobernación y el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz se comprometieron atender a todos los enfermos. Sin embrago, tres pacientes derivados a la clínica de El Alto fueron rechazados.

Sedes

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de La Paz, Freddy Valle, remarcó que el problema de los pacientes con cáncer se debe a una excesiva demanda en el IBRO.

Dijo que en un principio estaba pactada la atención de solo 20 enfermos, pero se atendieron a 42, lo que provocó el “desajuste” en los tratamientos que da la clínica alteña.

“Ha habido una gran demanda. Se ha presentado números inesperados (…). Hay 42 inscritos, el 35% ya terminó su tratamiento, falta el 65% que siguen con sesiones”, precisó.

Negó que se hayan suspendido las atenciones a los enfermos y garantizó que el convenio es hasta el 31 de diciembre, ya que el próximo año se prevé que funcione el nuevo acelerador lineal en el nosocomio miraflorino.

Tomado de ANF