Al-Assad niega uso de armas químicas

El presidente sirio, Bashar Al-Assad, manifestó que las acusaciones occidentales que imputan al ejército de este país el uso de armas químicas son una farsa y una escena teatral muy primitiva.

En declaraciones a la publicación griega Kathimerini, el gobernante manifestó que ese argumento se usó por esos estados como pretexto para atacar al ejército sirio luego de que grupos terroristas resultaron derrotados. Tras señalar que Estados Unidos, Reino Unido, Francia y sus aliados, quieren desestabilizar a esta nación, el mandatario expresó que esos países persiguen también con sus violentas acciones levantar la moral colapsada de los extremistas.

Precisó que intentan con ello además impedir que las tropas gubernamentales liberen más áreas del terrorismo en Siria.

En relación con el tema de las armas químicas aseguró que este país árabe no posee ese tipo de armamento desde el año 2013, lo cual fue verificado y confirmado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Al demostrar la inconsistencia de las acusaciones de países occidentales, valoró que esos entes alegaron que el ejército supuestamente empleó en abril último armas químicas en la ciudad de Duma, región de Guta Oriental, cuando ya tenía la batalla ganada contra grupos radicales.

Consideró que en un área con alta densidad poblacional como Duma, un ataque químico debería causar cientos o miles de muertos, y ellos -los occidentales- sólo hablaron de alrededor de 45 víctimas.

También se cuestionó que cómo es posible que las presuntas armas químicas sólo mataran a niños y mujeres y nunca a elementos armados.