Después de meses de preparación y ensayo y con toda la devoción religiosa, los jóvenes que preparan su confirmación en la diócesis de Tarija protagonizaron la escenificación de la Pasión de Cristo en las calles de Tarija.

Con todos los detalles cuidados al extremo, desde el vestuario hasta sobre todo, las frases y momentos interiorizados, el vía crucis arrancó en la Iglesia Catedral de Tarija a las 5.00 de la mañana, donde se realizó el pasaje de la liberación de Barrabás, la condena, el prendimiento y el inicio del martirio con la colocación de la corona de espinas y la entrega de la cruz.

El joven Mauricio Rocha, que interpretó el papel de Jesucristo, transmitió en todo momento el dolor y la entrega, pero no hubiera podido alcanzar el nivel sin la colaboración de todos los participantes y actores, que cuidaron hasta el mínimo detalle para garantizar el éxito.

El vía crucis alcanzó la calle Sucre en la plaza Luis de Fuentes para subir hasta la calle Domingo Paz y desde ahí tomar el camino hasta la Loma de San Juan. A lo largo del camino se fueron realizando los diferentes pasajes relacionados, como las caídas y los encuentros. En lo alto, Cristo fue crucificado ante una multitud que contuvo la respiración por el realismo del momento y el sentimiento entregado.

Al terminar el acto, tomó la palabra Monseñor Javier del Río para agradecer la entrega de los jóvenes y de los asistentes y convocarlos a unirse en el camino del Señor y a vivir la Semana Santa con Fe.