Grecia espera alcanzar un alivio de su deuda

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, consideró que luego de las difíciles reformas impuestas a su país, espera en la reunión del Eurogrupo alcanzar un acuerdo sobre el alivio de la deuda.

En un discurso ante la asamblea general de la Unión de la Banca helena, Tsipras significó que desea un compromiso a la altura de los sacrificios del pueblo griego.

El director general del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling, aseguró que la salida de la nación europea del tercer programa de asistencia financiera -con fecha de vencimiento en agosto-, será exitosa. Sin embargo, estimó que pese al impresionante progreso de la nación en el terreno fiscal, el acceso a los mercados continúa siendo frágil y aseguró que la única forma para recobrar esa confianza es permanecer comprometidos con las reformas y conseguir resultados financieros destacables.

Regiling reiteró que incluso los esfuerzos podrían ser insuficientes.
En ocasiones anteriores, Tsipras declaró su rechazo a la posibilidad de que Grecia acepte tras el rescate una línea crediticia preventiva del MEDE.

Amplió que con los 18 mil millones de euros del tercer programa de asistencia financiera no utilizados; las salidas de prueba a los mercados de los últimos meses y un superávit primario de 3,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), se podrán cubrir las necesidades de refinanciación hasta el año 2020.

Desde 2010 Grecia ha recibido 260 mil millones de euros en préstamos por parte de los estados miembros de la Eurozona y el FMI a cambio de duras medida de recorte social que provocó la reducción del PIB en un 26 por ciento y triplicó el desempleo, que en su peor momento alcanzó el por ciento.