Entregan unidades educativas en comunidades casi sin estudiantes

La entrega de unidades educativas en la zona alta y el anuncio de otras inversiones en la misma materia ha generado controversia entre campesinos y lugareños, que advierten una mayor necesidad de otras inversiones que fijen población y generen puestos de trabajo sostenibles para que las familias no se vean obligados a emigrar.

En ese sentido, el dirigente campesino, Leoncio Farfán, manifestó que la zona alta del departamento necesita el apoyo de programas de empleo para evitar la migración y no así la entrega de construcciones de unidades educativas en comunidades que no tienen un número significativo de estudiantes.

Los datos de migración en los municipios de El Puente y Yunchará han encendido las alarmas en diferentes estamentos, pues actualmente Yunchará apenas cumpliría con los requisitos para sostenerse como municipio independiente y El Puente va por el camino. En reiteradas ocasiones los dirigentes campesinos y demás autoridades del norte tarijeño se pronunciaron públicamente para solicitar ayuda de las entidades estatales para frenar este fenómeno.
Farfán aseguró que los jóvenes son los que se van. “Mientras nosotros que ya somos más grandes tenemos nuestras casitas, la población joven tiene que salir de sus comunidades para buscar fuentes de trabajo”, describió.

Argentina y la zafra en Bermejo, son los principales destinos de los migrantes. En ese sentido, tampoco existe un número alto de población de menores de edad. En muchas de las comunidades, según Basilio Ramos, asambleísta por el Movimiento Al Socialismo (MAS), no hay más de seis niños pasando clases en los establecimientos.

Entregas
A pesar de la situación, en los últimos meses se entregaron una serie de establecimientos s educativos nuevos en ambos municipios, a pesar de la deserción escolar por la migración. La alcaldesa de Yunchará, Gladys Alarcón, la pasada semana informó que se dará inicio a la construcción de tinglados en unidades educativas mediante el programa del gobierno Evo cumple, Bolivia Cambia.

Explicó que las construcciones de espacios para los estudiantes son necesarias para fortalecer la educación en las comunidades, si bien no contribuye a frenar la migración.
Por otro lado, indicó que se reunió con la Gobernación para concertar un convenio de 13 millones de bolivianos que serán invertidos en programas de agua potable para sustentar el consumo de siete comunidades del municipio de Yunchará.

“Creemos que con esa fe y esa esperanza puesta en estos dos últimos años que nos quedan de gestión las relaciones mejoren y vamos a ir consolidando principalmente los servicios básicos en nuestro municipio. Hemos inaugurado siete sistemas de agua potable con el apoyo del Gobierno nacional con lo que llegamos al 85 por ciento de comunidades con agua potable”, señaló Alarcón.

Por su parte, Farfán indicó hay algunas dificultades que podrían atenderse como el desayuno escolar para los estudiantes o el trasporte. Por otra parte, señaló que el Gobierno nacional debería implementar programas de empleo para que los habitantes puedan mejorar su calidad de vida y decidan quedarse.

andre
La falta de fuentes de empleos que pueda garantizar la estabilidad económica de los habitantes, es una de las razones por la que jóvenes y familias enteras de la zona alta del departamento migran desde sus comunidades a diferentes ciudades del interior del país y al extranjero, explicó el subgobernador del municipio de Yunchará, Eleodoro Jurado.

Si bien existen otros conflictos, como los desastres medioambientales que se presentan año tras año, los comunarios además de necesitar proyectos para mejorar el sector agropecuario e implementación de sistemas de riego demandan otro tipo de fuentes laborales para sustentar a las nuevas generaciones.

Crece tasa de deserción escolar en zona alta

De acuerdo, al asambleísta departamental, Basilio Ramos, la migración poblacional de estas zonas son a causa de la falta de empleo, el cambio climático y los desastres naturales a comienzos de gestión. En cuanto a la deserción escolar, mencionó la probabilidad de una taza de decrecimiento en el 6 por ciento, pero este dato solo es una alusión, pues la falta de estudiantes en las escuelas y población de menores y adultos jóvenes es notoriamente escasa.