Zancudos, la plaga que acecha a vecinos del Guadalquivir

Es cierto que con el calor llegan los mosquitos, pero con éstos también llegan varios riesgos. Las tres enfermedades fuertes que éstos pueden portar son dengue, chikungunya y zica.

Entre las recomendaciones están el uso de repelentes, las ventanas enmalladas, el cuidado de los bebés y niños, el fumigado, además de la limpieza correcta de la casa

En Tarija durante esta época se ha evidenciado la excesiva presencia de zancudos y mosquitos, la situación empeora para quienes viven cerca de ríos, riachuelos o quebradas. Entre las zonas más afectadas de Cercado se encuentran la zona San Luis, el barrio Petrolero, El Tejar, entre muchas otras.

Los vecinos del barrio San Luis aseguran que éste es un sector que sufre demasiado en esta época, pues al margen de la zona corre el río  Guadalquivir, pero también en el área se encuentran las lagunas de oxidación.

“No es nuevo para nadie que venimos sufriendo por esas lagunas, este año el olor es insoportable pero también los mosquitos y zancudos que invaden nuestras casas”, dijo Vladimir Cuenca, vecino de la zona.

María Isabel Rodríguez cuenta que para poder dormir ha recurrido a varios métodos, desde el espiral, los repelentes hasta las raquetas con electricidad, más aún el problema es diario. “No podemos ni abrir las ventanas en calor porque se llena la casa de mosquitos”, dice.

Debido a esta situación, las zonas donde existe mayor riesgo de contraer enfermedades endémicas son las que constituyen el entorno del río Guadalquivir, no solo por la existencia de quebradas y charcos de agua, sino porque están cerca de las lagunas de oxidación.

Las fumigaciones y los riesgos

Una de las acciones es la fumigación

Cada año en nuestro departamento cuando ingresa la época de calor se realizan fumigaciones para reducir la reproducción del mosquito. La fumigación que es responsabilidad de la Alcaldía se efectuó en octubre de 2018, pero según los vecinos de las zonas afectadas el mal persiste. La aparición de determinadas enfermedades parece confirmar el problema.

Hasta octubre de 2018, el Servicio Departamental de Salud registró 35 casos de Dengue, seis de Chikungunya y 40 de Zika. Más aún, al concluir el año los casos positivos de zika superaron a los de Dengue y Chikungunya.

La primera enfermedad trae más consecuencias, pues es la causante de malformaciones en mujeres embarazadas. ¿Qué podemos hacer?

Las maneras de prevenir

Las autoridades en Tarija y en Bolivia siempre han recomendado que una de las formas para prevenir la proliferación de estos insectos es ubicando correctamente los desechos de las casas, dentro de contenedores adecuados que estén bien tapados.

Otro de los consejos es fumigar las zonas donde existe mayor proliferación de zancudos y mosquitos. Sin embargo, salvo la fumigación, el resto no es muy útil para las casas que forman parte del entorno del Guadalquivir.

Una recomendación importante en el sector médico es que en caso de contraer alguna de las enfermedades, se debe evitar la automedicación, pues esto contrae un gran riesgo. El Dengue Hemorrágico o el Chikungunya son mortales en más del 50% de los casos sin atención médica.

Las tres principales amenazas

A pesar que el zancudo y mosquito trasmiten varios tipos de enfermedades entre las principales están el dengue, chikungunya y zica. Según la doctora Patricia Herrera, consultada por El País, la primera de ellas es una infección causada por un virus. ¿Cómo se transmite? puede infectarse si un mosquito infectado le pica.

“El dengue no se transmite de persona a persona. Es común en áreas cálidas y húmedas del mundo. Los brotes pueden ocurrir en las épocas de lluvia”, explica.

Los síntomas incluyen fiebre alta, dolores de cabeza, dolor en las articulaciones y los músculos, vómitos y sarpullido. Algunas veces, el dengue se convierte en fiebre hemorrágica por dengue, que causa sangrado en la nariz, las encías o debajo de la piel. También puede convertirse en síndrome de shock por dengue que causa sangrado masivo y shock. Estas formas de dengue ponen la vida en peligro.

De acuerdo a Herrera la chikungunya es una enfermedad vírica transmitida por la picadura de mosquitos hembra infectados. Estos mosquitos suelen picar durante todo el día, aunque son más activos al principio de la mañana y al final de la tarde, tanto en interior como en exterior

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que la mayoría de los infectados por el virus Chikungunya suelen presentar una aparición súbita de fiebre acompañada de intensos dolores articulares entre cuatro y ocho días después de que se produzca la picadura. Otros síntomas frecuentes en los afectados son dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas.

En cuanto al Zika el contagio se produce también a través de la picadura del mosquito Aedes aegypti, responsable de la transmisión de otras enfermedades que aparecen en zonas templadas como el dengue, el Chikungunya o la fiebre amarilla.

Sin embargo, Herrera explica que no sólo se transmite por la picadura de un insecto y se ha comprobado que el virus del Zika también se puede transmitir a través de la sangre y por contacto sexual, debido a que el virus permanece en el esperma durante más tiempo.

Entre los síntomas más comunes están la aparición de placas rojizas en la piel que pueden ir acompañadas de fiebre leve, dolor de cabeza, conjuntivitis y dolores musculares. En algunas personas también se presenta con debilidad e inflamación de las articulaciones, diarrea, vómitos y falta de apetito.

“Los síntomas son casi iguales al dengue y chikungunya, ya que están provocadas por el mismo mosquito”, explica Herrera.

 

Casos de malaria en Yacuiba

El coordinador de la Red de Salud de Yacuiba, Fabián Audiverth, informó que en las primeras semanas de enero de 2019 se registraron ocho casos confirmados de malaria en la comunidad de Tierras Nuevas.

“Es un brote que existe en la comunidad de Tierras Nuevas, se están realizando los fumigados residuales y espaciales como corresponde, además de brindar la medicación completa para los pacientes afectados”, explicó.

De igual manera, manifestó que sostuvieron una reunión con personal del Gobierno Municipal, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) Tarija y funcionarios del Ministerio de Salud, con la finalidad de establecer los procedimientos correspondientes e instruir al personal de los centros de salud, para que realicen la vigilancia epidemiológica.

“Si existen casos febriles, en esta época sobre todo, recomendamos a la población que se apersone por los centros de salud, para que se haga el registro de la ficha, tengamos conocimiento del caso y se realice el bloqueo correspondiente y así evitar que se propague la enfermedad”, recalcó.

El coordinador complementó que en la gestión 2017 se registraron un total de 104 casos de malaria, mientras que el año pasado 34.

En la gestión 2018, la Red de Salud de Yacuiba registró un total de 32 casos positivos de Zika, 28 de Dengue y tres de Chikungunya. En lo que va de la presente gestión, solo se tiene un caso confirmado de Dengue.

La malaria es causada por un parásito que se transmite a los humanos a través de la picadura de mosquitos anofeles infectados.

La malaria también se puede transmitir de la madre al feto (de manera congénita) y por transfusiones sanguíneas.

Los síntomas de la malaria son parecidos a los de la gripe, el paciente puede sufrir escalofríos, fiebre, vómitos, diarrea e ictericia. Se diagnostica mediante una prueba de sangre. La enfermedad puede poner en peligro la vida de las personas si no son diagnosticadas y medicadas a tiempo.