Yacuiba tramitará cuarentena dinámica al Ministerio de Salud

Las instituciones que conforman el Comité de Operaciones de Emergencias Municipales (COEM) de Yacuiba acordaron aunar esfuerzos para que el municipio baje el nivel de riesgo alto a riesgo moderado ante la emergencia sanitaria por el Covid-19. Para ello, la Secretaría Municipal de Salud junto a la Coordinadora de Red de Salud remitirán los informes y fichas técnicas aplicables al caso y será el Ministerio de Salud el que defina su situación en las próximas horas.

Según el reporte epidemiológico del Servicio Departamental de Salud (Sedes), hasta el martes 19 de mayo, Yacuiba registraba 14 personas de contacto en observación y un fallecido por Covid-19.

El alcalde Ramiro Vallejos, que preside el COEM de Yacuiba, en conferencia de prensa explicó que una flexibilización de la cuarentena permitirá habilitar de forma gradual el aparato económico en el municipio, en áreas como el sector industrial y agropecuario, actividades que incluyen la provisión de insumos, materias primas, la distribución y comercialización de sus productos. “En estos sectores se podrá ajustar los horarios laborales y turnos en función a cada una de las actividades que desarrollan”, precisó.

Con relación a la circulación permanente de personal y vehículos, el COEM indicó que independiente de la condición de riesgo y por razones de necesidad, se continuará con la circulación del personal del Sistema de Salud del sector público y privado, Fuerzas Armadas, Policía Boliviana y otras instituciones, empresas de servicios públicos, servicios estratégicos e industrias públicas y privadas que por la naturaleza de sus funciones deban desarrollar actividades en el marco del Decreto 4229.

“Podrán movilizarse los vehículos de servicio de transporte de carga y de mercancías de cualquier naturaleza internacional, interdepartamental, interprovincial, municipal y urbana, a fin de abastecer de productos e insumos a todo el país; y servicio de transporte de carga y de mercancías para la importación y exportación”, detalló.

Agregó que en el marco del silencio epidemiológico que atraviesa el municipio de Yacuiba y en atención a las instituciones sociales, se dispuso la continuidad de las ollas comunes con la finalidad de garantizar la alimentación de las personas de escasos recursos económicos en los ocho distritos de la ciudad, tomando todas las medidas de bioseguridad en resguardo. “En todos los casos descritos deberán cumplirse todos los protocolos y reglamentos establecidos por la autoridad competente para las actividades específicas”, enfatizó.

En tanto, se remitió un proyecto de ley para que el Concejo Municipal autorice al Legislativo apoyar a los barrios, proveyendo de artículos de primera necesidad para las ollas comunes.

Traslado de varados

Por su parte, la responsable de la Unidad de Normas del Gobierno Municipal, Pamela Gallardo, informó que durante la vigencia de los plazos que estipulaba el Decreto 4222, el Gobierno Municipal logró el traslado de un total de 301 personas que quedaron varadas en Yacuiba a sus lugares de orígenes.

Gallardo realizó esta explicación a raíz de que algunas personas que quedaron aún varadas en el municipio de Yacuiba, continúan apersonándose al Gobierno Municipal en busca de iniciar el trámite y acceder a una autorización, argumentando el desconocimiento de los plazos y del Decreto 4222, cuando en realidad estos detalles fueron de conocimiento público a nivel nacional.

 

Bloqueo en la Ruta 9 en demanda de alimentos

Pobladores de barrios periurbanos de la ciudad de Yacuiba instalaron el martes un punto de bloqueo en la Ruta 9 para exigir la dotación de alimentos para las ollas populares. Muchas familias aquejadas por la crisis que ha generado la pandemia del coronavirus tuvieron que recurrir a la dotación de comida de las ollas populares. Los bloqueadores manifestaron que el bono entregado por el Gobierno nacional no alcanza para la alimentación de las familias, piden ayuda para poder conseguir víveres.