Wall Street se alista para otra semana negra

Analistas y gestores de inversión de Wall Street esperan una nueva semana difícil para los mercados de Estados Unidos, en momentos en que los casos y muertes por coronavirus en las grandes ciudades aumentan y los legisladores siguen luchando sobre un paquete de ayuda económica en Washington.

Las acciones de Estados Unidos ya han caído más de un 30% desde los máximos que alcanzaron a mediados de febrero, lastradas por la propagación de la epidemia, incluso las áreas más seguras de los mercados de bonos han sufrido falta de liquidez en una ola de ventas no vista desde la crisis financiera de 2008.

Durante el fin de semana, varios estados ampliaron sus restricciones a las operaciones de empresas o al desplazamiento no esencial de ciudadanos. Casi uno de cada cuatro estadounidenses ha recibido la orden de permanecer en casa, con grandes ciudades como Nueva York y La Vegas en cuarentena.

La cantidad de casos de coronavirus en Estados Unidos subió a más de 33.000 hasta la tarde del domingo, desde cerca de 3.600 la semana previa, según un recuento de Reuters. Al menos 390 personas han muerto. La cantidad de casos en Nueva York se disparó y el alcalde Bill de Blasio dijo que el personal de hospitales está a 10 días de quedarse sin suministros.

La menor actividad económica obviamente tendrá un severo impacto en la economía de Estados Unidos y las utilidades de las corporaciones, pero estrategas de mercado y economistas dijeron que es difícil predecir su gravedad.

El domingo, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que el Congreso está cerca de concluir un paquete de ayuda que ofrecería a las familias un pago único de 3.000 dólares y a los mercados unos 4 billones de dólares para apoyar a la economía.

Algunos analistas dijeron que las cosas podrían eventualmente volverse tan malas como durante la crisis de 2008-2009, cuando las acciones cayeron un 57% y el Producto Interno Bruto trimestral de Estados Unidos cayó hasta un 4% interanual.