Vivió borracho sin tomar nada de alcohol

Un hombre de 46 años vivió por años con síntomas de ebriedad. Tenía mareos, confusión y pérdida de memoria. Incluso, los exámenes de toxicidad arrojaban positivo. Sin embargo, él no tomaba alcohol. El caso fue publicado por la revista New Scientist recientemente, pero se remonta al 2011 en Estados Unidos. El paciente padecía también episodios de depresión y comportamiento agresivo, por lo que fue diagnosticado por un psiquiatra.

Este le recetó antidepresivos, pero no funcionaron. Los síntomas continuaron y su estado de salud afectó tanto que tuvo que dejar de trabajar. Incluso, en una ocasión fue detenido por “manejar en estado de ebriedad”.

Las pruebas que se le hicieron arrojaron un nivel de alcohol bastante alto. Supuestamente, el hombre había bebido 10 cervezas. Él insistía que estaba sobrio, pero nadie le creía.

Una “máquina de producir cerveza”

A raíz de estas incidencias, decidió llevar un tratamiento en una clínica de Ohio. Los resultados de sus exámenes explicaban que su intestino estaba colonizado por un hongo unicelular conocido como levadura de cerveza. Es decir, era capaz de convertir carbohidratos en etanol. Después del diagnóstico, se le recomendó una dieta estricta.